jueves, 3 de febrero de 2011

NIÑOS COMO CAPRICHO

En esta entrada voy a ocuparme de algunas noticias y fenómenos actuales, que son índice de una tendencia precisa: la degradación de las ideas de paternidad y maternidad. Esta degradación es la necesaria consecuencia de la risible y frívola pretensión de quien considera que paternidad y maternidad sean un derecho que todos deben tener, cuando en realidad son algo totalmente distinto: una misión a cumplir y una tarea necesaria para la sociedad.

La diferencia es abismal, la línea divisoria neta: quien habla de derechos asume el punto de vista de sus intereses y deseos (o caprichos) personales y piensa ante todo en sí mismo. Quien habla de misión o tarea a cumplir y de deber hacia la sociedad asume el punto de vista éticamente superior de lo que él personalmente puede aportar, a en la contribución que puede o debe dar a la vida en su conjunto, según su vocación y capacidad.

Naturalmente es importante el deseo personal de formar una familia y la satisfacción que se puede obtener con ello, y en cada persona coexisten ambas actitudes. Pero me parece claro que la tendencia a imponer cualquier deseo como un derecho, en este campo como en otros, lleva a una abismal degradación, a una total superficialidad y frivolidad en los comportamientos, a considerar los niños casi como una mascota que se elige o un artículo de supermercado.


El capricho del viejo maricón


Esta repugnante imagen ilustra a la perfección la degeneración de la sociedad en que vivimos y la imposición de las aberraciones como la normalidad. El capricho de un viejo maricón “de tener un hijo” con su compañero y formar una “familia” con dos “padres”, algo que puede hacer sólo de forma artificial parasitando los mecanismos normales de reproducción, fabricando un niño en laboratorio con el esperma de uno de los dos –no saben cuál porque los han mezclado- y con un vientre de alquiler, es decir una mujer que ha prestado su cuerpo por dinero para elaborar al niño después de haber agregado los ingredientes necesarios. Encargado como una tarta de cumpleaños.

La Navidad convierte en padre a Elton John

Poco a poco las lobbies de desviados están consiguiendo imponer a la sociedad estas grotescas caricaturas de familia como modelos alternativos y rechazando el concepto mismo de normalidad. Cerrando la boca a quienes al contrario afirman que esta basura es anormalidad, perversión, decadencia y podredumbre social. Criminalizando y persiguiendo penalmente el sano rechazo de estos comportamientos, que han llegado al paroxismo de pretender hacernos comulgar con ruedas de molino. Que consideremos normalidad lo que a una persona sana puede provocar sólo un asco incontenible, pretender que una familia formada por padre y madre sea lo mismo que dos maricones que encargan un niño en el supermercado y pretenden ser “padres”.

Pues no es lo mismo y jamás lo será, como la homosexualidad, por mucho que haya siempre existido,  no es equivalente ni puede nunca pretender la “igualdad de derechos” con la sexualidad normal. Como no es normal beber por el culo y defecar por la boca, con perdón por el lenguaje. Aunque Camilo José Cela hiciera un esfuerzo heroico por alcanzar este ideal, con el litro y medio de agua que absorbía por el ano y con lo que a menudo soltaba por la boca.


El capricho de las zorras de Hollywood

 
Más sobre madres de alquiler. Parece que entre las estrellas del cine americanas está de moda utilizar este sistema para “tener hijos”. Es la tendencia del momento…


Hace poco estaba de moda adoptar niños de países subdesarrollados y posiblemente de razas muy diversas entre sí. ¿Sería para tener una casa multicolor? Quizás seguían el consejo de expertos en decoración de interiores. No voy a entrar aquí en el tema de las adopciones interraciales pero lo que está claro es que esta moda denota una mentalidad muy frívola, una manera de adoptar un niño como quien elige una mascota que le gusta. Lo que no sorprende en gente cuyo concepto de educar bien a los niños es contratar a niñeras para que los cuiden y comprarles muchos juguetes caros.

¿Qué no son todos así? Paciencia. Una afirmación que es verdadera en el 95% de los casos –digamos- sigue siendo válida.

Dudo mucho que se haya desencadenado de repente una epidemia de infertilidad en las parejas hollywoodianas. Es otra moda como la de los niños de colorines y no es difícil comprender lo que hay detrás: junto a casos reales de infertilidad –acerca de los cuales no tengo nada que decir- estoy seguro de que a muchas de estas mujeres sencillamente no les sale de los ovarios pasar por las fatigas de la gestación, porque se estropean la línea o porque no les cuadra con sus exigencias de carrera. De modo que prefieren usar el vientre de otra mujer.

Seré drástico pero para mí una mujer que hace esto es un monstruo. Es un comportamiento que la descalifica automáticamente para ser madre y educar a un niño. Y estoy seguro de que tales casos existen y serán cada vez más.


El capricho egoísta de las madres solteras

Y vamos con una práctica que está mucho más extendida que los caprichos de viejos maricones o zorras americanas que no quieren estropearse la línea. Práctica menos extrema pero igualmente aberrante y señal de un profundo, patológico egoísmo. Se trata de las mujeres que eligen tener hijos solas y sin formar una familia. Concebidos por medios naturales o fabricados en laboratorio poco importa. Lo que quieren es criar a sus hijos ellas solas y que crezcan sin un padre:


Evidentemente no me refiero a las mujeres que por circunstancias de la vida se ven obligadas a criar ellas solas a sus hijos, sino a las que deliberadamente deciden que sus hijos no tengan un padre. En esta categoría incluyo a todas las zorras oportunistas cuya mentalidad queda expresada a la perfección por la repugnante frase que da título al artículo arriba enlazado. Quizás de manera involuntaria, pero más claro no se puede decir. Y también incluyo a las que aprovechan la legislación y la justicia feministas para expulsar al padre de la vida de sus hijos.

No es fácil para un hombre comprender si la mujer que tiene delante es una de estas miserables que ve al hombre sólo como una tarjeta de crédito, especialmente para un hombre en edad de casarse. Las personas se conocen de verdad -y jamás completamente- sólo con el tiempo. Pero un índice claro nos lo da la actitud frente a la paternidad; si ella considera que el rol paterno es fundamental o no y si reconoce que los papeles del padre y de la madre son diferentes y ambos necesarios. Si una mujer ya de entrada no acepta esto como un  principio fundamental o tiende a quitarle importancia, podemos estar seguros de que formar una familia con ella es ponerse una soga al cuello. Para liquidar objeciones malintencionadas, puntualizo que personalmente he resuelto más que satisfactoriamente este tema y gozo de una tranquila vida familiar.
 
Decidir tener hijos sin un padre no es más que un acto de egoísmo porque la mujer no piensa en los hijos y a necesidad que éstos tienen de una figura paterna. Piensa exclusivamente en su deseo y se niega a ver más allá de eso.

Y que no me digan que es lo mismo crecer con padre o sin él porque hay estudios científicos que lo demuestran. Seguramente abundan los estudios manipulados y diseñados para que digan lo que el feminismo quiere, abunda la ciencia basura que pretende lavar el cerebro de la gente diciéndole que la figura del padre no estan importante o que es irrelevante. Pero ello no es más que parte de la campaña de acoso y derribo contra la figura paterna y contra la masculinidad.

Contra esta basura debemos rebelarnos, en nombre de nuestra dignidad de hombres y padres y sobre todo en nombre del futuro de nuestros hijos. Porque lo que está clarísimo, para cualquiera que no esté cegado por el odio antipaterno de las víboras feministas o por un delirio de posesividad uterina, es que una figura masculina es fundamental y su falta tiene graves consecuencias en la vida de los hijos. Sólo el rechazo patológico del rol paterno, fruto de retorcimiento mental y odio, puede negar esto.

¿Qué tipo de hombre puede crecer con dos viejos maricones como “padres”? ¿O con una zorra que no ha querido llevarlo en su vientre porque le estropea su estúpida y narcisista imagen delante de las cámaras? ¿O con una bicha para la cual el padre sólo es una fuente de ingresos? ¿Qué tipo de masculinidad puede desarrollar?

La respuesta es clara: será el nuevo hombre del siglo XXI. Es decir el perfecto mierda sin carácter, la larva degenerada, la sombra pálida de hombre que las feministas desean imponer como modelo masculino. A menos que reaccione y un instinto inextirpable de libertad lo lleve a rebelarse.

No es sorprendente que una vez definido este tipo de hombre como el ideal masculino, la ciencia basura “demuestre” que da igual crecer con o sin un padre. Lo que me sorprende es que no salgan estudios basura que “demuestren” que los niños crecen mejor sin un padre. Todo llegará.

Efectivamente, el gilipollas domesticado crece mucho mejor sin un padre.

¿Cuál es el denominador común de los aberrantes fenómenos que hemos pasado en revisión? La superficialidad, la frivolidad, el egoísmo, la reducción del niño a un artículo de consumo o a la satisfacción de un capricho, la exigencia de transformar los deseos en derechos inalienables.

Degradación de la paternidad y la maternidad como caso particular de la degradación social en que vivimos.

16 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Yo siempre digo que las uniones civiles entre individuos del mismo sexo (no lo llamo matrimonio porque no lo es) y las adopciones son un invento del PSOE para ganar votos, convertido en "reivindicación" por ciertos colectivos.
Seamos sinceros, ¿desde cuando les interesa a esa gente el tener una familia?. Desde que lo dijo Zapatero. A ellos solo les preocupaba el poder sodomizarse sin tener que estarse preocupando de que les enchironaran.
Lo de las madres de Hollywood también es para mear y no echar gota. Obviamente, se traen niños racialmente distintos para mostrar una imágen "solidaria" ante su público.

León Riente dijo...

Buen toque de atención, Oso.

Todo los que describes (gaymonios adoptadores, madres solteras voluntarias) son los casos aberrantes que dan la alerta del grado de anti-naturalidad que ha alcanzado esta pútrida sociedad.

Que un politicucho del tres al cuarto pretenda darlos por bueno por mero interés electoral no va a cambiar la realidad del caso, de la aberración. Al menos para los que aún pensamos con independencia.

Oso Solitario dijo...

Lamentablemente no es sólo España o Zapatero el problema. Es una tendencia global. Ojalá fuera sólo cuestión de echar a ZP.

Ciertamente en general a la mayoría de homosexuales no les preocupa formar una familia. Se trata de una campaña deliberada de disolución y corrupción de la sociedad, apoyada por organismos internacionales y por los poderes políticos.

Winston dijo...

Hola Oso

Estoy de acuerdo en lo que planteas, es increible ver cómo se están inventando derechos (a la adopción, al matrimonio, etc.) que no existen para conseguir el apoyo de degenerados rostros populares que proporcionan votos aunque esto se esté haciendo a costa de derechos que en cualquier sociedad civilizada sí existen y han existido siempre, como la protección al menor que lamentablemante ha quedado en un segundo plano frente a las apetencias y caprichos de la hez de nuestra sociedad.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Se extiendo como un cancer. Es una plaga que va mucho más allá de nuestras fronteras. El estúpidamente llamado primer mundo, atraviesa una degradación moral, existencial y biológica como no creo que tenga precedentes.

Lo último que les faltaba por corromper es el eslabón más débil y vulnerable: ¡los niños!, y así generar, en unas décadas un engendro de sociedad capaz de horrorizar a cualquiera con un mínimo de sensibilidad y dignidad.

Armagedón, no vendrá de un cataclismo planetario, ¡lo tenemos entre nosotros!.

LEG

A.J dijo...

A ver, como siempre voy a intentar ser lo mas cabal porsible...

Estoy totalmente en contra del matrimonio homosexual , pero esto de las adopciones, aunque no me hace gracia ,creo que prefiero ver a un niño con un par de aberrosexuales a que este abandonado y necesitado, pero vamos, que lo ideal seria que todos los niños se entregaran a parejas heterosexuales.

A.J dijo...

Marxismo cultural, progresismo, decadencia postindustrial, postmodernidad... Todo esto es consecuencia de la ABUNDANCIA, del materialismo y el nihilismo.

La sociedad no tiene ningun norte mas que el de llegar a fin de mes y darse los caprichos que puedan...



No os preocu`peis, a este modelo de sociedad no le quedan ni 40 años, la civilizacion industrial esta apunto de colapsar por la falta de energia barata y pro el agotamiento del petroleo, lo nuclear no es solucion duradera y al energia de fusion llgara tarde.

Volvemos al impero romano decadnte... una casta gobernante despreocupada, insolidaria, corrupta y degenerada, y un pueblo cada vez mas heterogeneo y hastiado.

Pero lo dicho, ni 40 años le queda a este modelo civilizacional.

A.J dijo...

Nosotros lo unico que podemos hacer es "Cabalgar el tigre"

DΛORINO dijo...

Oso, de nuevo has hecho un gran artículo dando justo en el clavo. Estoy deacuerdo en todo.

Eres el gran denunciador de las aberraciones éticas y de la violación del orden natural. Haces un gran trabajo contra eso que... no lo olvidemos nunca, puesto que tiene un nombre: marxismo cultural.

Por otro lado, estoy en contra de que homosexuales puedan adoptar, así como que se constituyan en matrimonio: etimológicamente matrimonio significa "el derecho que adquiere la mujer para ser madre". Dos personas del mismo sexo unidas en un simulacro de matrimonio no constituyen un núcleo familiar, como mucho un dueto de sádicos.

Adoptar niños es algo muy peligroso. Me molesta ver a parejas españolas blancas que adoptan a chinitos o a negros: son unos traidores o unos inconscientes que se han creído el discurso marxista cultural. Si al menos se adoptaran a españoles... y a españoles de verdad, blancos, no a gitanos o a amorunados. De todas formas, ya puestos a que se adoptara, debería permitirse sólo a parejas heterosexuales. El hecho de que homosexuales adopten contribuye más a subvertir el orden natural de la familia. Ser madre o padre no son rolles como nos lo quieren hacer creer, ¡¡no!! No se trata de una personalidad que uno adquiere, no es un papel. Padre o madre se es, no es nada fingido, no es algo teatral, no es un papel, es lo más bello y hermoso, debe ser lo más trascendental que una persona vive en su vida, y eso se vive de forma natural, no como un roll.

Hasta pronto, amigos.

Oso Solitario dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Habéis puesto bastante carne en el asador.

Efectivamente estos "derechos" exasperados van contra la integridad del menor. Pero es que hoy en general la corrupción de menores es docttrina de Estado. ¿Qué otra cosa es la Educación para la Ciudadanía? Son los desviados y la hez de la sociedad que han ocupado el poder.

Y esta degradación se ha alcanzado poco a poco, como un veneno inyectado en pequeñas dosis para no provocar una reacción de rechazo.

Acerca de si es mejor que un niño crezca con dos maricones a que esté solo y abandonado, el problema lo enfocaría así: hay muchas familias normales que desean adoptar y no parece haber en nuestro país exceso de niños "disponibles" tanto es así que van a buscarlos fuera. Por otra parte en el caso de niños abandonados, es una tarea del Estado hacerse cargo de ellos y en cualquier caso no se comprende porqué deberían ser confiados a parejas homosexuales. Incluso una madre soltera sería preferible...

No sé cuántos años le quedan a este modelo, estoy de acuerdo en que vivimos una profunda decadencia y a largo plazo se hundirá. Los signos de la degradación están por todas partes y basta saber leer la realidad. El marxismo cultural es el veneno que nos está matando, todos estos fenómenos aberrantes son la aplicación práctica de sus premisas y la realización de su programa.

Naturalmente quien es causa de la infección no admitirá que todo esto sea degradación y disolución social: para la célula cancerosa el cuerpo comido por el tumor no está enfermo sino es "el mejor de los mundos posibles". Hasta que muere.

Correctamente dice A.J. que "Cabalgar el tigre" es la única opción. Recomiendo este libro de Evola para quien no lo haya leído. Es un auténtico manual de supervivencia interior.

Las consideraciones de Daorino sobre el matrimonio me parecen correctas. La adopción efectivamente es algo delicado. No voy a condenar rígidamente cualquier adopción interracial pero está claro que en general la gente que las practica está engañada por el discurso igualitario, que niega la existencia y significado de las diferencias raciales. Caen en el error gravísimo de pensar que no tiene importancia la procedencia del niño porque todos somos iguales cuando nacemos. Personalmente si me viera en esta situación desearía utilizar criterios raciales para elegir un niño en adopción. Pero me lo impedirían porque esto está explícitamente prohibido.

También es correcto decir que padre y madre no son "papeles" que se eligen como en el teatro. La palabra "roles" quizás sea algo ambigua e inadecuada: con ella me refiero a la función que desarrollan el padre y la madre, al "lugar" que ocupan en la la vida del niño y en la sociedad.

DΛORINO dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=0dSQJOxao8s

En la serie Modern Family dos homosexuales adoptan a una niña china. Uno de ellos hace de madre y el otro de padre. Ellos mismos, durante la serie, crean un ambiente padre-madre porque en realidad piensan que es lo natural, jajaja... o eso deben pensar, si no no lo harían.

En todo caso, esa serie es una perversión, aunque reconozco que me rio mucho con ella y hasta me gusta, pero YO SÉ LO QUE ESTOY VIENDO, ¿todos saben lo que están viendo? Cuidado con el humor, porque los patrones que se introducen a través de él luego cuajan con mucha facilidad en la sociedad.

Hasta pronto.

Oso Solitario dijo...

Este tipo de series en efecto son un propaganda atodos los efectos, un instrumento para ir cambiando poco a poco la opinión del gente y que nos acostumbremos a considerar normales estas aberraciones. Si como dices sabes lo que estás viendo y eres consciente de que ese producto está concebido para "venderte" ciertas ideas, imagino que estás suficientemente vacunado contra ello.

La manipulación funciona sólo cuando el que recibe no es consciente de que lo manipulan.

Soldado Vikingo dijo...

Lo que dice Daorino me recuerda a la serie "Aquí no hay quien viva", que veo de vez en cuando pero sin dejar que me cuelen su mierda progresista.
En esa serie, pretenden sacarnos a los homosexuales como gente culta y más humana que el resto de los mortales...¡si hablara yo sobre lo que es un especímen de esos en realidad!...

A.J dijo...

Otro buen libro(y este si que es antiguo) para comprender el triunfo del marxismo cultural.

"Psicologia de las masas"

Gustave Le Bon.


Los mass media juegan un papel clave, y ese tipo de series que nombrais diria que son de lo mas eficaces.

La actitud del disidente es no doblegarse ante el pensamiento dominante, aceptando las consecuencias que eso supone.

Pero vamos, en temas como la inmigracion cada vez hay una mayoria silenciosa O NO TANTO que se esta mostrando descontenta.

Anónimo dijo...

Dice Oso: "La manipulación funciona sólo cuando el que recibe no es consciente de que lo manipulan".

No en todos los casos. Dejarse engañar dándose cuenta de que te engañan, puede parecer un contrsentido en personas lúcidas y responsables, pero no así en otras, que, dejándose llevar por actitudes conformistas, e incluso asumiendo que están tragando contenidos basura, se abandonan a una inercia de malos hábitos y dejadez de costumbres. Justifican su indolencia como "pecata minuta", subvalorando la influencia de esos contenidos perniciosos. Estos especímenes son mucho más peligrosos que los "inconscientes", pues siempre están minimizando unos riesgos que conocen, pero no valoran en su adecuada medida.

LEG

Anónimo dijo...

La paternidad es el culmen dela vida, es el mayor éxito, desafío y responsabilidad.
Es la superación de ti mismo, la continuación de tu vida, mejor, en tus hijos, otra oportunidad, dónde no cometer los mismos errores y avanzar hacia mejor.
Es aprender todo lo que puedas para enseñarselo a tus hijos.
Claro, que si esos valores no están en el padre pues pasa lo que pasa hoy día.
Gran blog, mi enhorabuena.