sábado, 2 de julio de 2011

MOVIMIENTO 15-M


He seguido el asunto del llamado “Movimiento 15-M” con sus varias acampadas de piojosos en varias ciudades españolas y es innegable que es un fenómeno interesante. Sin embargo no va a ser este tipo de movimiento ni esta gente la que resuelva nada ni la que nos saque del pantano en que estamos. Voy a partir del iluminante análisis publicado en el blog amigo Círculo Identitario Nietzsche, en los artículos:


 
Aconsejo una lectura completa de los textos; en éstos se consideraba la composición humana del movimiento y su verdadero carácter. Por un lado grupos con un color político bastante claro: un núcleo presencial visible que okupó las plazas, en buena parte piojosos y guarros de extrema izquierda y tribus afines, y en segundo plano animadores más o menos ocultos de la misma parroquia. Por otra parte, formando la masa principal y aportando una especie de legitimidad, así como un carácter de protesta antipolítica y no sólo de parte, un buen número de ciudadanos sin un color definido, especialmente mucha gente joven y chavales.

Todos dicen estar bastante hartos de la farsa del sistema de los partidos y protestar contra la situación actual, contra la casta política de sinvergüenzas que se representan solamente a sí mismos y a sus intereses, contra un mondo dominado por la economía y especialmente por el poder bancario.

Muchos de estos motivos para estar hartos o indignados son válidos. El desprecio hacia la clase política y todo el tinglado que vive del cuento está más que justificado. Por su ínfimo nivel y su carácter de casta parasitaria que se infla más y más mientras la torta a repartir se hace cada vez más pequeña. El carácter de farsa del rito de las elecciones es cada vez más evidente; un rito cansino en el que no se puede decidir nada realmente importante pero sirven para legitimar el sistema.

Recientes son artículos varios sobre las elecciones en Portugal, en los que se afirmaba con suficiencia que cualquier gobierno que saliera de las urnas estará obligado a hacer los deberes impuestos por las instituciones financieras. Del mismo tono son bastantes reportajes y comentarios cuando se habla de la crisis o de los rescates de varios países. Es decir que los políticos que elige la soberanía popular tienen la misma capacidad de decisión de los niños a los que se asignan deberes. Si es para esto que vamos a votar…

Pues bien, los deberes y las imposiciones se pueden rechazar y un gobierno que realmente representara a sus ciudadanos y los defendiera haría exactamente esto. Por ejemplo pondría el interés de la nación por encima del de la casta usurera de la finanza internacional. Y haría muchas otras cosas como controlar la inmigración y echar a patadas en el culo a los extranjeros delincuentes, no mandar a sus soldados como mercenarios a guerras de otros en las que no se nos ha perdido nada, y una larga lista de etcéteras...

Un hipotético gobierno o movimiento que tuviese este programa es precisamente lo que los medios suelen etiquetar usando las palabras ultranacionalista o populista. Realmente tiene cojones que los mismos periodistas que se llenan la boca con la palabra democracia acusen de populismo a quien intenta abordar los problemas que realmente preocupan a la gente, en vez de seguir las directrices de la corrección política. Es aquí donde se les ve el plumero y revelan su carácter de traidores a su propia gente.

Pero naturalmente no serán los del 15-M los que puedan construir una alternativa válida porque forman parte del sistema. Por mucho que sean auténticos los motivos de protesta y se puedan apoyar en un malestar social evidente, por mucho que la sociedad perciba el hedor del sistema partitocrático y la gente esté hasta las pelotas del teatro de la derecha y la izquierda, el 15-M con sus esquemas mentales no va a ninguna parte. Ya se vio esto desde el principio, cuando no se les ocurrió nada mejor que organizar comités a diestra y siniestra para pasarse el día en chácharas interminables sin concluir nada. Pura mentalidad de liberados sindicales y charlatanes profesionales que arreglan el mundo con comités y asambleas.

Tampoco sus propuestas valen gran cosa: se nota mucho quiénes son y que siguen razonando con caducos esquemas marxistas, con la lucha de clases y con la fijación mental de que los empresarios son a priori los malos. Con su defensa en fin de todo lo que proponen las lobbies inmigracionistas y mundialistas. En general parece percibir en el fondo la eterna ingenuidad, de saborcillo anárquico, de quien que pretende eliminar el poder y la autoridad. Todas cosas ya vistas, en estas viejas recetas anarco-sindical-izquierdistas, pasadas como la mantequilla rancia. Inútiles o directamente dañinas y en definitiva que hacen el juego de lo que dicen combatir. Tontos útiles, pues, y algunos mistificadores conscientes. Pues está claro que la destrucción de la soberanía nacional, de la autoridad del estado y de las fronteras, de las diferencias entre pueblos y naciones, todo esto no lleva a ninguna liberación, sino a la tiranía sin rostro de poderes internacionales o de mecanismos monstruosos que nadie controla. Esto es lo que se les escapa.

La verdad es que, repito, son parte del sistema hasta la médula porque son hijos de la sociedad del bienestar con unas aspiraciones limitadas a su derecho a llevar una vida fácil y asistida, el derecho al buen rollito, a la Playstation y al iPod, y se cabrean cuando la sociedad no mantiene estas promesas, que desde que eran niños les han vendido como derechos universales. Quizás sea excesivo ser tan duro pero creo que la mayor parte de la actual generación es precisamente así. Si quitamos a las tribus de guarros urbanos y a los niños mimados creo que va a quedar bastante poco del movimiento 15-M.

Este tipo de protestas no es nueva. En cada generación es como si hubiera necesidad de algo parecido y estos movimientos se renuevan periódicamente. Recuerdo el inicio de los no-global hace aproximadamente veinte años: el mismo malestar pero poca incisividad y una carencia total de valores fuertes y mobilizantes.

El problema es que quien está educado al rechazo de cualquier idea de disciplina, a la no-adhesión a valores superiores a sí mismo, a una simple exigencia del derecho a la felicidad individual como horizonte en la vida, quien tiene esta forma mentis, es parte del sistema y por tanto no puede derribarlo ni cambiar nada en lo esencial. Se convertirá como mucho en un snob que pasa sus jornadas entre comida ecológica y libros de autoayuda pensando que es un alternativo superguay. El indignado de hoy dentro de veinte años irá a restaurantes de cocina de diseño y cultivará su autoestima como el que más. Si es que tiene la suerte de poder entrar en la pijoprogresía.

Naturalmente como ya he observado no faltan motivos auténticos para estar cabreados ni faltan personas serias en estas protestas. Probablemente esté llegando el momento para auténticos movimientos de verdad radicales y alternativos, capaces de encarnar una rebelión de verdad en vez de una lucha de pastel y un montón de comités logorroicos.

Pero tales movimientos estarán basados en valores fuertes: identidad, radicamiento, diferencia, familia, nación y comunidad. Y en tipos humanos totalmente distintos.

13 comentarios:

Ramiro Semper dijo...

Comparto totalmente este análisis lúcido del llamado movimiento 15-M. Personalmente creo que toda esta historia está montada por el propio sistema al que dicen combatir para desactivar las auténticas protestas que deben articularse en torno a un sistema de valores opuesto al vigente.

FDELGA dijo...

Yo también comparto el contenido del artículo, desde un principio cuando en las llamadas acampadas empezaron a llegar los típicos falsos antisistema vi claramente que todo esto era un montaje del sistema precisamente para frenar a los que verdaderamente están indignados y dispuestos a realizar acciones contundentes, además el tiempo así lo ha demostrado. Hay algo que en un principio ya no cuadraba y era la cobertura mediática tan grande que tuvieron, si realmente fuera un movimiento contestatario los habrían censurado desde el principio y obviamente los hubieran desalojado también, los hubieran barrido. Otra situación con poca lógica era estar acampados continuamente en una plaza, lejos de los órganos de gobierno, lo lógico hubiera sido que desde un principio se hubieran realizado concentraciones y manifestaciones frente a los órganos de poder, en el caso de Madrid ir a protestar frente a las cortes y también frente a la Moncloa, que esto es realmente lo que le hubiera atemorizado a la clase política, de hecho y es algo que informaron en un canal de televisión hubo gente en Madrid, en la misma P.del Sol que propuso iniciativas de este tipo pero los responsables de los grupitos allí acampados se negaron en rotundo, entonces llegué a la conclusión de que no van a morder de la mano de quien les da de comer. Hay más situaciones clarividentes que corroboran dichas formas de actuar.
Un saludo.

Soldado Vikingo dijo...

Yo he echado un vistazo en Sol un par de veces y he visto por mi zona una de las supuestas "mesas informativas".
Pensar que eso es un movimiento revolucionario me parece una tomadura de pelo.

Fdelga dijo...

Es que realmente no se oponen ni al sistema político ni a la financiación de los partidos, uno de los objetivos según el comunicado unitario que elaboraron conjuntamente en P.del Sol en su día es reformar la ley electoral para que los partidos más pequeños tengan más representación con los mismos votos, por otro lado dicen que el ciudadano tiene que participar más en las decisiones, o sea, fomentar más la democracia participativa, lo cual es una contradicción ya que ellos mismos defienden el actual sistema político(ni siquiera profundizan en la explicación de este punto) que sólo es representativo y en lo referente a la financiación de partidos sólo piden un mayor control, pero no se oponen a que con nuestro dinero se financien a estos vividores. Así pues cómo se van a enfrentar a los verdaderos responsables de esta situación que es la clase política. Los verdaderos indignados a mi modo de ver fueron por ejemplo los que en Barcelona se enfrentaron cara a cara a los políticos junto al parlament diciéndoles cuatro verdades en la cara y dándoles algún que otro empujón,¡Que menos que esto! y encima los tacaharon de violentos, por cierto también por parte de los acampados,que en todo momento se desentendieron, es otra prueba más. En algún que otro foro hay quien afirma que una parte de los acampados ha abandonado la acampada para que otros les sustituyan y que muchos de ellos viven en el barrio de Lavapies y los han visto comiendo y tapeando en la caras terrazas de este barrio, entonces la pregunta es:¿De dónde sacan el dinero?¿Quién les financia? porque esta gente se supone que no trabaja ni estudia ya que una persona ocupada no puede acampar faltando contínuamente a sus obligaciones diarias.

Anónimo dijo...

Les recomiendo que carguen el siguiente vínculo en cuestión y vean quién está detrás de todo el llamado 15-M, también en la web hay otros artículos relacionados con el tema y otros temas de interés:

http://antimperialista.blogia.com/2011/061501-martin-varsavsky-la-conexion-15-m-con-la-fundacion-rockefeller..php

León Riente dijo...

los deberes y las imposiciones se pueden rechazar y un gobierno que realmente representara a sus ciudadanos y los defendiera haría exactamente esto. Por ejemplo pondría el interés de la nación por encima del de la casta usurera de la finanza internacional. Y haría muchas otras cosas como controlar la inmigración y echar a patadas en el culo a los extranjeros delincuentes, no mandar a sus soldados como mercenarios a guerras de otros en las que no se nos ha perdido nada, y una larga lista de etcéteras

Muy cierto. Para todo eso haría falta un gobierno que no estuviera constituido por usurpadores, que es lo que son, a día de hoy, la casi totalidad de gobiernos de naciones europeas.

Muy de acuerdo con el resto del análisis.

MDF dijo...

La #spanishrevolution, los Indignados y "democracia real ya". Disminución de la participación salarial en la renta (Annual Macro-Economic Database of the European Comission). Aumento de la proporción dedicada a dividendos de la renta empresarial (Central de Balances del Banco de España). ¿TRAICION a los trabajadores?. ¿Ejecutada por los Sindicatos y la Izquierda Nominales Monárquicos?... Ver:

http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

Anónimo dijo...

Muy habilmente, el gobierno ha hecho una astuta jugada, engañando mezquinamente a los ingénuos ciudadanos que pensaban en un auténtico movimiento que pudiera tener verdadera incidencia para un cambio de la situación política actual.

Lo peor, es que mucha gente piensa que el 15-M es un movimiento reivindicativo auténtico, que, por fin, el pueblo se ha movilizado honesta y valientemente exigiendo sus legítimos derechos.

Veo un "despertar" social confuso y sin claridad de ideas, Me temo que hay "tomadura de pelo" para largo.

LEG

A.J dijo...

Los verdaderos indignados son las clases trabajadoras y medias, los que con su trabajo e impuestos sostienen realmente el tinglado, en ningún caso pueden ser una verdadera fuerza de choque y cambio un montón de chavales disfrazados de alternativos, minorias proinmigracionistas , prohomosexualistas y marginales de diferente pelaje.
La extrema izquierda(capitaneada o no por el sistema) ha intentado dirigir y ser punta de lanza del descontento social aprovechandosé de la coyuntura actual, pero me parece que no les ha salido muy bien la historia, se les ha visto mucho la patita con sus consignas delirantes y fuera de tono que fueron apareciendo con los dias.

Es evidente que gentes que apoyan parcialmente y pertenecen al sistema ,no pueden ser alternativa al mismo.

Esta "rebelión" solo ha sido la rebelión de los nenes caprichosos y enfurruñados del estado del bienestar, todo orquestado por la extrema izquierda parcialmente subvencionada, asociaciones"estudiantiles" etc.

La mayoria de gente que hubo los días de mas afluencia tenian menos de 30 años¿Que tipo de gente se veía?
Mucho gafipasta pijete, minorias"antisistema" y curiosos gregarios, mucha gente que se vió eran simples borregos que se sumaban a algo simplemente como manera de percibirlo y protagonizarlo en primera persona, puro borreguismo(hablo de las ingentes cantidades de menores de 27 o 26 años que se veían)
En SOL se veían a indignados con IPAD y sin parar de llamar por movil(venían de tomarse unas tapitas).

El nucleo duro del movimiento era claramente anarquista-comunista-antisistema, pero los que llenaban la plaza los viernes y sábados solo eran pijoprogres de movil de última generación(me consta que muchos con trabajo y nada mal pagado)curiosos y algunos comunistas carcamales.

A.J dijo...

Claro que el 15-M no se opone al sistema, simplemente quieren corregirlo y darle un espaldarazo.

ANTILIBERAL dijo...

En primer lugar, me presento en este blog, no había dejado nunca ningún comentario pero lo sigo habitualmente por la calidad que, de normal, tienen sus entradas.

Comparto el análisis en su mayor parte, y hay algo en lo que creo que estamos todos de acuerdo: el movimiento 15-M ni es espontáneo ni popular, sino que está totalmente manipulado.

A partir de aquí surgen las discrepancias. ¿Quién está detrás? ¿Qué finalidad tiene?

Mi punto de vista está reflejado en las entradas del blog EUROSOCIALISMO, pero os diré, en breve lo que yo pienso:

- La izquierda o extrema izquierda no tiene nada que ver con este movimiento. Se han subido al carro y se han beneficiado de él, pero nada más. La izquierda oficial del sistema no es izquierda y mucho menos extrema izquierda.

- El marxismo es una ideología fenecida que nada tiene que ver con el movimiento 15-M, solo hay que ver las propuestas de "democracia real ya" todas lejos del colectivismo y de la "dictadura del proletariado".

- Se trata de un intento de reforzar la democracia y el sistema liberal. Son, por lo tanto, el liberalismo económico, político y social y los liberal-demócratas quienes animan este movimiento.

Respecto de este último aspecto es conveniente leer a HESSEL y ver cómo existe un fundado temor a la deslegitimación del sistema y la explosión de movimientos reales que canalicen la opinion pública (hacia el antinmigracionismo, por ejemplo). Precisamente, evitar esto es el objetivo principal del movimiento.

Por último, se perciben últimamente determinadas iniciativas legislativas (por ejemplo, modificación del salario mínimo embargable caso de ejecución de hipoteca) que parece ser acabarán dando la razón a los "indignados" y la "prensa del movimiento" (EL PAÍS principalmente) presentará a no tardar mucho como un triunfo (del 15-M) lo que en realidad son meros parches inocuos para atajar los grandes males de la sociedad.

Un aporte de FDELGA me parece relevante. Se han puesto de manifiesto en varias ocasiones actuaciones de "verdaderos indignados" que han sido de inmediato censuradas por el núcleo duro del movimiento.

Saludos a todos y enhorabuena por vuestros comentarios.

Oso Solitario dijo...

Gracias a todos por los comentarios y doy la bienvenida a Antiliberal.

Habéis aportado mucho con vuestras reflexiones y especialmente ayudando a mostrar que es un movimiento cuya función es desviar y canalizar la verdadera rebelión, rebelión que siempre es posible y por tanto debe ser neutralizada con este tipo de cosas.

Sobre las etiquetas políticas hoy en día son sólo nombres, corrientes de un mismo sistema o proyecto. La "izquierda" tiene el papel de corromper, desestructurar a nivel social y moral, mientras que la "derecha" tiene el papel complementario de imponer los dogmas del liberalismo económico, reduciendo el hombre a un animal ávido y consumista, vaciando de sentido la política y la soberanía de los pueblos. Es por ello que en la "alternancia" los unos no deshacen nunca lo que los otros han hecho.

De acuerdo en que el marxismo como ideología y propuesta política está muerta, pero no en la cabeza de muchos. Además un fondo del marxismo cultural es hoy totalmente dominante como mentalidad "moderna" y "progresista", en la magistratura, la educación, la "cultura" (permitidme las comillas), la ideología de las organizaciones internacionales.

Sigo pensando sin embargo que una auténtica rebelión es posible y que poco a poco "los nudos llegan al peine" como dicen en Italia.

A.J dijo...

Si que es posible, pero tardará.
El poder ahora tiene muchos más medios de control que antaño, muchos más medios de alienación y alineación.
Logicamente en unos sitios llegará antes que en otros, España, por su historia e idiosincrasia popular, será de los últimos en reaccionar(a pesar de ser los que más motivos acumulamos)