viernes, 9 de marzo de 2012

8 DE MARZO


Entrada doble esta semana dedicada al feminismo en ocasión del Día de la Mujer Trabajadora o de la Mujer a secas. Día en que es necesaria una sana ironía y todo tomarse las cosas con una cierta ligereza, si uno quiere encender la televisión o leer un periódico sin que le siente mal la comida.

Escribía en efecto en el artículo anterior que por estas fechas cae uno de los días internacionales establecidos por el feminismo para hacer campaña contra los varones; no otro es el verdadero objetivo de todas las manifestaciones e iniciativas con que nos castigan cada 8 de Marzo, Día de la Mujer.

No es de extrañar que la mujer moderna, carente de una verdadera personalidad, encuentre como única manera de reivindicarse a sí misma la denigración del hombre, las campañas antimasculinas y la conquista de más privilegios para que se le regale lo que es incapaz de alcanzar de otra manera.

Cada fecha tiene su especialidad: otro día señalada es el dedicado a la violencia sobre la mujer, que se aprovecha para intensificar la propaganda con el tema de la violencia machista, hasta el punto de configurarse como un verdadero Día del Odio antimasculino. En 2010 preparé una extensa entrada:


En cambio el 8 de Marzo se suele dedicar más a las campañas para introducir nuevos privilegios femeninos y especialmente a machacar con las habituales mentiras sobre la brecha salarial. Todo ello acompañado con la habitual salsa de los estudios pseudocientíficos y las estadísticas manipuladas,  para convencernos de que las mujeres son mejores en todo, que regalarles privilegios que nunca terminan y favorecerlas es un acto de justicia. Estas campañas de propaganda funcionan, porque crean un ambiente de opinión que la mayoría de las personas, carentes de sentido crítico o simplemente de acceso a opiniones diferentes, absorben casi por ósmosis.

También se aprovecha de todos modos el 8 de marzo para anunciar nuevas leyes persecutorias contra  los varones, como ésta que pretenden introducir en Reino Unido:


Es decir que un silbido, un piropo, un comentario se pueden convertir en delito si la mujer así lo decide y denuncia. Se está llegando a criminalizar cualquier cosa que haga o diga un hombre. Si la mujer, según su criterio subjetivo, decide que se trata de molestias, a la cárcel con él. Y nadie pensará seriamente que esta ley no se aplicará por un piropo o un comentario fuera de tono, que nadie irá a la cárcel por ello.

Seguramente cuando se introdujo en España la infame ley de Violencia de Género hubo lenguas de serpiente que, con voz suave y tranquilizadora, decían que esta ley iba sólo contra los que pegan a sus mujeres, pero que nadie iría a la cárcel por un empujón o una discusión con su mujer, o simplemente por una rabieta de ésta. Mentiras cochinas porque todo esto ha sucedido y está sucediendo. Por un empujón, una simple discusión o un insulto, o incluso por nada en absoluto ha habido hombres que han acabado en el calabozo, por un fin de semana o por varios días. Y además han tenido que soportar los cursos de reeducación y lavado de cerebro impuestos por el vil chantaje de la justicia feminista.

Esta canalla no se detendrá y la persecución del varón irá a más simplemente porque nadie les para los pies a estas perturbadas mentales llenas de odio. Llegará el momento en que un hombre podrá ser acusado por cualquier cosa que diga o haga, incluso por un comentario hecho en una conversación privada que sea escuchado por alguna hija de puta que pase cerca o captado por alguna cámara o micrófono.

¿Qué no llegaremos nunca a tanto? ¿Qué es inimaginable? Veremos dentro de diez años. Hace sólo dos décadas eran inimaginables muchas cosas que hoy en día la mayoría acepta como cosa normal.

Y si alguno piensa que puede esconder la cabeza en la arena y vivir su vida se equivoca completamente porque antes o después, por algún motivo, vendrán a prenderlo también a él. Y por supuesto también a los hijos de las mujeres que hoy en día apoyan estos atropellos o callan.

Volviendo a nuestro país, este año y como nota discordante en medio de la habitual propaganda, tenemos una única nota positiva que es como una bocanada de aire fresco: el informe de la Real Academia condenando las grotescas guías de lenguaje no sexista que han proliferado como hongos en los últimos años en varias comunidades autónomas:


Y ha estado grande Pérez-Reverte que es uno de los académicos firmantes, junto con varias mujeres de la RAE, que desde luego tienen otro nivel respecto a las que infestan la administración estatal y son responsables de esas guías:


Pero aparte de esta gota de agua en el océano, los medios han cumplido con lo que se esperaba de ellos para el día de marras:




Este último artículo es particularmente grotesco en su propaganda. Excelente ejemplo de manipulación y desinformación por parte de aporreadoras feministas de números y teclados enchufadas en la administración. Se nos intenta convencer de que las mujeres son mejores y están más preparadas pero luego en la vida profesional ganan injustamente menos que los hombres por ser féminas. La “demostración” de que ellas son mejores es risible: aprueban más las pruebas de acceso a al universidad y sacan mejores notas. Como si la universidad fuera lo mismo que la vida, metiendo en el mismo saco cualquier tipo de estudios y espulgando las estadísticas hasta sacar los números que las feministas quieren

Y pasando al mundo laboral se repite la propaganda de la brecha salarial, confundiendo el menor salario medio de las mujeres con la mentira según la cual por el mismo trabajo las mujeres cobren menos sólo por ser tales. Ignorando toda una serie de factore: que hay un gran número de mujeres de otra generación, que muchas eligen dedicarse a la familia, ignorando los pluses por trabajar en  lugares peligrosos o incómodos a los cuales van principalmente hombres. Ignorando muchas otras cosas y sobre todo que hombres y mujeres somos diferentes.

Se presenta tendenciosamente como una injusticia que sean prevalentemente las mujeres quienes dejan el trabajo o le dediquen menos tiempo a la carrera profesional, implícitamente despreciando y denigrando la elección de la mujer que prefiere dedicarse a la familia y el cuidado de los hijos. No hay que sorprenderse de ello: denigrar y despreciar la maternidad y la familia que es lo que siempre ha hecho el feminismo.

El objeto de este tipo de artículos, dosificados a lo largo de todo el año pero más frecuentes en los momentos oportunos, es hacer más digerible algún nuevo privilegio para la mujer, una nueva intensificación y extensión de la discriminación positiva y o alguna nueva política de género para perjudicar a los varones. Se aprovecha para ello el Día de la Mujer con el objeto de desarmar moralmente a los hombres y acallar cualquier protesta. Este año se trata de las cuotas impuestas en toda Europa:


La vomitiva frase de la comisaria europea que propone esto tiene tela: no le gustan las cuotas pero sí el resultado. De idéntica manera yo podría decir que si le saco la navaja a uno por la calle para robarle el dinero, no me gustan los métodos pero desde luego sí me gusta el resultado.

La comparación es de lo más pertinente: se trata robarle a los hombres sus puestos para regalarlos a quien no los merece y cuyo único mérito es ser mujer. Esto son las cuotas. Y este es el resultado que la comisaria quiere: que haya más mujeres por imposición igualitaria, objetivo totalmente aberrante.

El tema de las cuotas tiene varias facetas. No se trata sólo de la eficiencia o de que haya incapaces en posiciones de poder. Que también, pero la eficiencia puede no ser el criterio supremo, y en todo caso un cierto porcentaje de inútiles en posiciones altas ha sido siempre fisiológico en todas partes. Si no son demasiados –y sobre todo no pretenden mandar- se puede vivir con ello. Pero se me antoja que las incapaces puestas a dedo, a diferencia de los incapaces puestos a dedo, en general quieren también mandar.

No es tampoco lo peor que la mujer realmente capaz pueda ver puesta en duda su valía, en cuanto es difícil saber si está ahí porque lo merece o sólo porque es mujer. Esto puede ser un problema para algunas mujeres, y de hecho a las mujeres que realmente valen las cuotas no hacen más que humillarlas.

Esta posible repercusión negativa sobre las mujeres sin embargo es la injusticia secundaria, la primaria siendo naturalmente la que recae sobre los varones. Que a las mujeres se les regale lo que los hombres deben conquistar en una dura competición y poniendo en juego todas sus capacidades. Que una mujer le pase por delante a un hombre con superiores méritos.

Esto es ya de por sí un castigo al varón desde el punto de vista práctico, social, en la competición de la vida. Pero existe también un aspecto más sutil que me hizo notar mi amigo Rino della Vecchia, responsable del portal italiano Uomini 3000 y autor de un excelente libro sobre la cuestión masculina.

Una gran parte del valor de un hombre, o mejor de la percepción que él tiene de su valor, como su imagen y consideración ante la sociedad y también ante la misma mujer, está ligado al esfuerzo que hace y al uso de sus cualidades, para abrirse camino y labrarse un lugar en la vida. Se trata aquí del sentimiento personal ligado al propio empeño, del significado que tiene para uno mismo, el sentido de todo ello como fuente de valoración ante sí mismo y ante los demás.

El feminismo a través de las cuotas tira todo esto por la borda. Naturalmente con plena conciencia de ello y la más sibilina intención. Es una forma de decirle al hombre que todo el esfuerzo que hace y sus cualidades no valen un pimiento y que en definitiva él mismo no vale nada. Este es el mensaje profundo de las cuotas y su intención oculta.

Saludos del Oso.

11 comentarios:

Pedro dijo...

¿Qué opinas de que el feminismo esté también fuertemente instalado en las organizaciones identitarias?

http://www.tribunadeeuropa.com/?p=11327

http://www.tribunadeeuropa.com/?p=9961

León Riente dijo...

Es cierto lo que dice Pedro.

Leyendo ese artículo se tiene la impresión de que el MSR ha sido infiltrado por la ideología feminista y de que este partido utiliza sus escasos recursos para promocionar la ideología del enemigo marxista. Es decir, que se ha convertido en un tonto útil más del marxismo.

Pero si se lee habitualmente Tribuna de Europa, más bien parece que todo es cosa de una o dos personas concretas.

En concreto, la autora de ese artículo bien podría militar en Izquierda Unida o en el sindicato CGT. Toca todos los palos del victimismo feminista y, al igual que hacen las feministas como ella para justificar sus excesos, inventa una palabra nueva "talibanismo feminista" para distinguir entre un feminismo que sería legítimo y otro que sería excesivo. Bueno, esto ya está inventado, como he dicho, y las feministas que quieren parecer moderadas hablan de feminismo y de "hembrismo".

En el hilo de comentarios posteriores al artículo veo algo de baboseo pero pocas adhesiones realmente. Imagino que la mayoría de militantes, simpatizantes y votantes del MSR es anti-feminista y permanecerán ajeno a esa forma de marxismo cultural que es el feminismo.

Si no es así van listos porque este tipo de artículos no consigue sino hacerles perder simpatías, adhesiones y votos de nacionalistas revolucionarios serios y de patriotas en general, a cambio de nada.

Oso Solitario dijo...

Conozco poco el MSR y no sé hasta que punto estas posiciones son la línea oficial. Por su bien espero que no sean compartidas por la mayoría, porque si el feminismo llega a dominar se acabó el movimiento identitario.

Sustancialmente estoy de acuerdo con León Riente.

No hay nada que objetar en principio a la presencia de las mujeres y la contribución que pueden dar en los ambientes identitarios. Esta es la oportunidad que tiene la mujer en tales ambientes, aportar su esfuerzo a esta lucha desde una identidad como mujer y con una actitud propositiva, en vez de alinearse con la campaña antimasculina del feminismo y sus tópicos.

Desgraciadamente no van por ahí los tiros. Aunque Carmen Padial no llega al fanatismo de las feministas "del otro lado" en la sustancia no es diferente. Hasta llegar al revanchismo contra los hombres típico del feminismo, cuando explícitamente afirma que es justo que los varones seamos discriminados como compensación por las injusticias del pasado.

Sobre este último punto habría mucho que discutir, pero ya de entrada este revanchismo es inaceptable y totalmente incompatible con la camaradería leal y el compañerismo que debería existir en estos ambientes.

Demasiado bien se ve que la lucha de clases contra el varón ha penetrado también aquí.

Anónimo dijo...

Yo también espero que el MSR no asuma esa línea feminista defendida por dos o tres, porque si no me sé de uno que la va a liar... y del MSR.

El MSR es un partido identitario, ni de izquierdas ni de derechas, es decir, TERCERA POSICIÓN, pero con esta mujer parece que Llopart y compañía van a ir asumiendo uno a uno todos los postulados del marxismo cultural.

Veremos por dónde sale esto.

Fdelga dijo...

El 8 de Marzo es el día oficial del irracional dogma totalitario feminista, el texto de la entrada lo deja bien claro.

Frel dijo...

El 8 de Marzo es una herramienta más de las llamadas feministas para reprimir a los hombres a base de mentiras.

León Riente dijo...

Hay tres personas que pensaban votar MSR en las próximas elecciones autonómicas andaluzas y que ahora me comentan que están reacias a votar a partir de ese artículo marxista-feminista de Padial y piensan abstenerse.

El MSR es el único partido socialpatriota de su circunscripción. Por un lado, la recomendación lógica es que, a pesar de todo, voten a la formación socialpatriota, que ya digo que es la única que se presenta en su provincia. Pero claro, es que luego te cogen párrafos literales del artículo de Padial y te los muestran diciendo, ¿cómo puedo votar a un partido cuyos responsables no desautorizan esto? o "para esto voto a Izquierda Unida, que dice lo mismo".

En fin, es una pena que unos partidos por sus devaneos con el franquismo y otros partidos por sus devaneos con el marxismo, se termine perdiendo tanto voto socialpatriota potencial.

DΛORINO dijo...

"FEMINISMO PALANTE, FASCISMO P´ATRÁS... SIIIIII AL ABORTO, SIIII AL ABORTO!! SI!"

jajajaja...

http://youtu.be/xV64W_7BjZ0

Malditas!

León Riente dijo...

Vaya vídeo, jejeje. Eso sí que es un 8 de marzo bizarro; ¿los hay de otro tipo? No, siempre son bizarros.

Aparte de en las anti-mujeres (afortunadamente los vídeos no desprenden olor, porque me consta que estas energúmenas apestan), merece la pena fijarse en el tiparraco que sale en los primeros segundos, en la parte derecha de la imagen.

Luego se ve que participaron más machos cretinos (feliz expresión de Nietzsche para referirse a los hombres que dan pábulo a las feministas).

Oso Solitario dijo...

Sí, el vídeo no tiene pérdida y especialmente el tiparraco de los primeros instantes con su sonrisa idiota.

Realmente lo más penoso son los hombres que están ahí, tristes comparsas que vitorean el movimiento que los trata como basura. Y no sólo chavales sino también gente mayor. Es difícil aceptar que haya tanto borrego y que se pueda caer tan bajo.

Pero al final ellos se lo han buscado, son mayorcitos y evidentemente han elegido el sitio que los trata como se merecen. Y ellos tan contentos.

Anónimo dijo...

Es cierto, el video apesta. Pero lo más asqueante es esa legión de castrados mentales, degenerados y subnormales que integran la legión de sicarios del feminismo. Masa aborregada y ahullante, repitiendo hasta el cansancio las consignas que sus "poderosas amas" le imponen.

Lo que me hace pensar que el feminismo no hubiese adquirido tanto poder si muchos "hombres" no les hubiesen seguido el juego tan cobardemente.

Saludos. LEG