viernes, 9 de noviembre de 2012

VENTOSIDADES DE GÉNERO


Hace tiempo que no escribo sobre feminismo y no está bien que se pierdan las buenas costumbres así como el tono general del blog; por tanto no está de más dedicar esta entrada al tema y comentar una noticia de hace unos meses.

La Justicia nos tiene acostumbrados a sentencias demenciales y aberrantes, unas veces resultantes de la aplicación de injusticia codificada en leyes, otras fruto de la iniciativa personal de los magistrados. Pero hasta ahora nunca se había ocupado de ventosidades, a menos quizás que fueran emitidas ruidosamente en la sala del tribunal, caso en el que probablemente constituyan desacato.

Sin embargo la “justicia” antimasculina es incansable en su perversa creatividad y nos enteramos de que castiga al varón también por tirarse pedos mientras discute con su mujer:


Para ser correctos, en algún otro lugar he leído que no fue condenado sólo por esto sino que era simplemente un agravante, y el motivo principal de la condena era haberla agarrado por los brazos o un empujón. No cambia absolutamente nada. Ya es aberrante que algo tan leve como un empujón sin consecuencias o agarrar del brazo sea delito -sólo si lo hace el hombre por supuesto- pero es monstruoso que se condene también al varón por tirarse un pedo, aunque sea sólo un agravante.

La flatulencia según la sentencia constituía una “actitud de menosprecio que lesionó la dignidad de la denunciante, además de menoscabar su autoestima y honor”. Tiene su humor, o lo tendría si no hubiera un condenado por el pedo. Por desgracia no es una gracia en el espectáculo de un humorista, sino la lamentable realidad de una justicia que se ha convertido ella misma en una gigantesca flatulencia de una sociedad decadente y en descomposición.

Esta dictadura feminista ya no sabe qué hacer para acosar al varón. No se trata sólo de un episodio ni de un caso aberrante aislado, no es solamente un magistrado particular que emite sentencias discutibles o injustas. Esto último es algo que siempre puede pasar y que siempre sucederá.

Se trata, muy al contrario, de un indicador significativo del ambiente general que hoy en día se vive, en los tribunales y fuera de ellos. Una aplicación perfectamente consecuente de las reglas escritas y no escritas vigentes actualmente, según las cuales cualquier atropello contra el varón es lícito.

El problema no depende sólo de las leyes basura que las feministas han logrado hacer aprobar, apoyados por los gilipollas domesticados manejados como peleles y por una amplia mayoría de mujeres que jamás se han opuesto a ello. Se trata sobre todo de una cierta mentalidad, omnipresente, que ha calado hondo en la sociedad y en particular entre quienes están encargados de impartir justicia. Mentalidad que la propaganda feminista ha convertido en el aire que respiramos tras una larga campaña de envenenamiento de las conciencias.

Los niños y jóvenes víctimas de esta ponzoña feminista han crecido, se han convertido en hombres castrados mentales llenos de culpabilidad por ser tales, en mujeres fracasadas e infelices llenas de odio contra el varón. Ahora ellos son la nueva generación que escribe las leyes, imparte “justicia”, ocupa el Estado, los medios y el sistema educativo.

Las taradas que odian a los hombres pueden estar contentas. Ellas están trayendo poco a poco el mundo que querían. Les da un poco igual el futuro, de la sociedad y de los hijos. Hijos que en su mayoría no pueden o no quieren tener, o aunque los tengan son demasiado egoístas y emancipadas para criarlos bien. Todo esto les importa relativamente. Lo importante para ellas es joder a los hombres.

Algo más difícil es comprender  a las mujeres normales que han apoyado y apoyan esta tiranía feminista, sus leyes y su justicia, sus cuotas, su discriminación positiva y su destrucción de la figura del padre que han reducido a una sombra.

Sus hijos varones crecerán sin masculinidad, como castrados mentales sin personalidad y eternos peleles en manos de la mujer; sus hijas féminas encontrarán sólo tales compañeros, porque cada vez más hombres con un mínimo de cerebro o de carácter evitarán esa trampa mortal en la que han convertido el matrimonio.

Sus hijos varones, cuando crezcan, vivirán en una sociedad donde la justicia y las leyes los tratan como la mierda, donde en su carrera profesional cualquier inepta les pasará por delante por ser mujer, donde pagarán más impuestos por ser hombres y estarán obligados así indirectamente a mantener a las inútiles subvencionadas.

Enhorabuena por tanto a las madres presentes y futuras que apoyan la dictadura feminista y la sociedad que está construyendo, un futuro donde sus propios hijos van a tener menos derechos que los perros.

33 comentarios:

arnold dijo...

Ya conocemos la criminal campaña genocida que contra la Familia Natural, la Natalidad y la Nación europea es el "feminismo", la "ideología de género" y la enorme presión que ejercen los poderes fácticos e institucionales mundialistas para imponer el aborto y la homosexualidad.
Todo esto, más o menos, es el resumen de lo que se denuncia en un libro publicado por Rafael Palacios (www.rafapal.com) y titulado "La conspiración del mundo gay. Apooteosis de la guerra de sexos". Se sobreentiende que el feminismo forma parte de la "lucha de clases" introducida en el seno de la Familia como medio de destruirla y a la vez debilitar al VARON DE SEXUALIDAD NORMAL. De esta forma se pretende fomentar un tipo de hombre sumniso, afeminado, es decir, sin capacidad ó energia para rebelarse contra el Sistema castrador y dominante.
Dicho lo anterior, mi pregunta es
¿Qué opinión teneis de las teorías de Rafael Palacios?

DΛOR dijo...

es monstruoso que se condene también al varón por tirarse un pedo, aunque sea sólo un agravante.

Echándole humor a este dramático pero desternillante suceso, porque no debemos dejar de tomárnoslo con humor, no me quiero imaginar qué hubiese ocurrido si la ventosidad hubiese venido acompañada de algo sólido.

Me imagino si por esta razón podríamos los autóctonos atacar a ciertas costumbres y modales islámicas.

Las taradas que odian a los hombres pueden estar contentas. Ellas están trayendo poco a poco el mundo que querían. Les da un poco igual el futuro, de la sociedad y de los hijos.

Interesante detalle, que retrata el egoísmo de la "mujer actual", que no de todas -por supuesto. Piensan en la inmediatez, la que no tiene hijos por egoísta lamenta haberlos tenido. En la generación de mis padres escucho siempre que si por ellos hubiera sido no habrían tenido hijos. Ese egoísmo no es, por lo tanto, generacional, sino que se ha generado en un momento determinado y a minado toda la sociedad. Sobre todo PORQUE SE HA CONVENCIDO DEL HECHO DE VER A LOS HIJOS COMO UNA CARGA, NO COMO LA MAYOR OBRA QUE RESULTA DEL AMOR DE UN HOMBRE Y UNA MUJER.

Enhorabuena por tanto a las madres presentes y futuras que apoyan la dictadura feminista y la sociedad que está construyendo, un futuro donde sus propios hijos van a tener menos derechos que los perros.

Y añado: gracias también a los pagafantas, hombrecillos que defienden tal calamidad.

Enhorabuena, Oso, por otro fascinante artículo.

No nos casemos en repetir los temas, en volver a ellos, en incidir en cada matiz, en cada muesca, que no queda nada sin ser machacado.

Anónimo dijo...

Antirracista es una palabra en clave para antiblanco.

Oso Solitario dijo...

Arnold

Bienvenido al blog. No conocía a Rafael Palacios pero por lo que comentas me parece muy interesante. En este blog desde que empecé llevo diciendo cosas muy parecidas así que no puedo estar más de acuerdo.


Daorino

Ciertamente el egoísmo que comentas es responsable de que nadie se preocupe realmente por el futuro, y desde ese punto de vista es obvio que los hijos se ven como una carga. Es un egoísmo fomentado deliberadamente para debilitarnos.

Los pagafantas merecerían un artículo dedicado a ellos. Algún día saldrá.

Nilus Tiber dijo...

Caro Maxi, quello che descrivi e contro cui ti opponi è, pur condividendolo appieno, un epifenomeno... volendo annullare il prurito non ne annulli però la causa (tumore); il nostro dovere è perseguire la verità e sappiamo bene dove alberga l'origine di questa corrente anti tradizionale...oltre atlantico! Nel luogo dove un film come 'Il Labirinto del Fauno' prende 3 oscar! Il periodo è quello che è e se non vogliamo essere travolti abbiamo 2 cose da fare: nei confronti dell'esterno profano, mantenere un centro, un orientamento interiore, esercitandoci a "cavalcare la tigre" invece e contemporaneamente, sub specie interioritatis, esplorare le infinite modalità dell'Essere...
Non c'è possibilità per gli epifenomeni, tutto diviene, nasce e soprattutto muore... la Verità, ovvero la Tradizione c'è sempre. Ti saluto come fece il buon Pio Filippani Ronconi andando a combattere ad Anzio:"Viva la Muerte!"... dovresti sapere perché (^_^)

Juan Ronaldo dijo...

Hay algo terrible, espeluznante, sobre lo que no dejo de dar vueltas últimamente, y es lo que ha dicho Oso Solitario en su artículo. Cito: "Enhorabuena por tanto a las madres presentes y futuras que apoyan la dictadura feminista y la sociedad que está construyendo, un futuro donde sus propios hijos van a tener menos derechos que los perros".
Digo que no hago más que preguntarme si la mujer tendrá capacidad, como grupo, para darse cuenta de esto y actuar en consecuencia, a favor de sus hijos y esposos, y hermanos y padres, compañeros de trabajo y de vida.
Particularmente no veo a la condición femenina dotada de esta capacidad de respuesta-lucha. Una vez más, creo que debe ser el hombre, la condición masculina esencial, quien vuelva a hacer la revolución, la revuelta, el cambio que empuje a la civilización hacia delante.
Por eso, a los dictadores del poder reinante les interesa acabar con la masculinidad, la fuerza necesaria e insustituible del avance, del progreso, de la civilización.

Frel dijo...

Buen texto Oso, describes la situación con suma realidad, la dictadura feminista está siendo nefasta, algo premeditado para enfrentar y dividir a hombres y mujeres con la clara intención de descomponer más el concepto de familia y por consecuencia a la sociedad. La represión contra el género masculino es constante, el odio que le han inculcado a las mujeres frente al varón ha sido producto de ese adoctrinamiento y está siendo una auténtica lacra en todos los sentidos.

Oso Solitario dijo...

Caro Danilo

Mi fa molto piacere averti qui. Sono d'accordo con che tutti i femomeni di cui parlo nel blog sono epifenomeni e la radice è più profonda, che va cercata in una caduta e degradazione spirituale.

Ma questo blog non cerca di operare a quel livello. Il lavoro interiore nel senso che tu dici è la cosa principale, ed é giusto, ma credo che sia giusto anche cercare dei agire a più livelli.

Penso che abbia un senso anche compromettersi suo piano della vita quotidiana e del costume. Forse è lottare contro i mulini a vento (non dimenticare che malgrado tutto sono spagnolo jeje) ma ha come minimo un valore di testimonianza, e poi la rete del destino è indecifrabile, al meno per me. Non è dato sapere quale sará l'effetto lontano di ció che facciamo, la sola cosa che possiamo e farlo onestamente e con coerenza.

Sicuramente per alcune persone l'inizio di un risveglio può realizzarsi appunto attraverso gli epifenomeni. Magari in un ambiente dominato dal conformismo e dal pensiero unico non si riesce a vedere ció che é aberrante finchè qualcuno non lo indica, anche se ad un livello "terra-terra".


PARA LOS QUE NO ENTIENDEN EL ITALIANO
Danilo es un gran amigo mío que vive en Italia. Su observación es que estos fenómenos, como la dictadura feminista en la justicia y otros, tienen raíces profundas y uno debería ir a la enfermedad y no al síntoma. Respondo que esto es totalmente correcto y en particular el trabajo interior de cada uno y la búsqueda de la verdad es lo fundamental, pero que también tiene un sentido el compromiso al nivel político y de vida cotidiana.

Anónimo dijo...

Se sabe perfectamente que el movimiento(dictadura) feminista fue creado por la fundación Rockefeller en los años 60, así pues, viendo el origen de semejante aberración claramente contranatura se puede deducir el objetivo que tienen.

Anónimo dijo...

Visto desde una perspectiva ecuánime, no puede negarse cierta dosis de razón al sentirse discriminados por una situación social y jurídica que no les favorece. No, son buenos tiempos para los hombres, al menos en los paises de occidente. Pero, gran parte de la culpa la tienen Vdes, que no han sabido luchar por sus derechos. que se han dejado comer el terreno por el movimiento feminista, hoy cada vez más influyente y poderoso en todos los medios sociales, políticos, artísticos...

Eso, no lo hemos conseguido gratuitamente, no ha sido un don de la Providencia. Ha sido la consecuencia de una labor batallada tras muchos años de lucha, agrupando y organizando en nuestras filas un número cada vez mayor de mujeres de todas las edades y condiciones, que, finalmente han comprendido el importante papel que juega la mujer en nuestra sociedad, alcanzando posiciones impensables hace tan solo unas décadas.

Sin embargo, Vdes no han sido capaces de unirse y organizarse colectivamente para reclamar lo que consideran justo por su condición masculina. No existe un "movimiento" pro derechos del varón. Sin duda, les ha faltado coraje, decisión, unidad, ideas claras...

La lógica consecuencia de todo eso es el papel secundario y discriminado que en ciertos ámbitos -especialmente el jurídico-, padecen hoy, donde nuestro país es un evidentísimo exponente.

Por lo que veo, su "contestación" se ha limitado a rasgarse las vestiduras desde ciertos blogs, y lloriquear desde el anonimato, lamentando ser victimas de las crueles féminas que les han ido ganando la partida.

Déjense ya de tanto victimismo on-line, y salgan a la luz, dando la cara en público, a través de charlas, conferencias, actos de protesta... Paren de jimotear en la pantalla del ordenador y ¡actuen eficazmente si tan injustamente tratados se consideran!

Aunque, ¿tal vez, al final resulta que son tan pocos que públicamente no tendrían el menor impacto?. Reflexionen, please.

Esther.

qbit dijo...

El feminismo es como una caldera que requiere un suministro continuo de combustible para evitar pararse. Así, necesita propaganda continua e incesante, así como nuevas leyes o modificaciones de leyes, así como nuevas sentencias judiciales gilipollescas para someter la libertad y el sentido común, y para evitar que los instintos naturales se impongan sobre el aberrante mundo virtual feminista.

Anónimo dijo...

A qbt.

No, no es un mundo virtual el nuestro, es bien real -y lo sabéis-, hasta tal punto que hemos ido tomando las esferas del poder convirtiéndonos en una fuerza imparable.

Se nos apoya desde todos los estamentos. Reconocen nuestro poderio hasta los que más nos condenan, y seguimos ganando terreno día a día. No somos, como vosotros, victimistas que claman en el desierto con llanto de perdedores. Somos influyentes en las tomas de decisión política, económica, intelectual. Una realidad alcanzada con enorme esfuerzo y sacrificio, labrada día a día, y por mucho que os j...a teneis que reconocerlo.

Habéis perdido la batalla frente a nosotras, y estad seguros de que no habrá ningún Moises del masculinismo que os lleve a la tierra prometida. No supisteis defenderos cuando era el momento. Nos dísteis cancha hace años para hacer nuestro juego, y ahora la ventaja es demasiado grande.

Esther

Anónimo dijo...

Vaya al parecer se ha colado una supuesta feminista retrógrada que sólo leyendo su mensaje se intuye el complejo de superioridad que tiene sobre los hombres, el cual es irrisorio y artificial porque las leyes de la naturaleza no se pueden alterar, que justifique demostrando dicha superioridad. Dice que los hombres somos victimistas, cuando son ellas las que suelen quejarse constantemente de los hombres y valerse de ellos para conseguir importantes objetivos, es el prototipo de mujer feminista, amargada y acomplejada.

Oso Solitario dijo...

Esther

Has dejado un comentario idéntico en CIN en la entrada "La misoginia"

http://circulo-identitario-nietzsche.blogspot.com.es/2012/11/la-misoginia.html

Merece una respuesta articulada que ocuparía un artículo entero peor de momento lo que pensaba responderte en gran medida te lo han dicho allí, en los comentarios de ese artículo, así que no me repetiré.

Por cierto que este domingo en Madrid hay una manifestación contra las leyes misándricas organizada por la Asociacion Projusticia. Estás invitada.

http://projusticia.es/madridnoviembre2012/convocantes-2012.html

Yo te responderé sólo con una metáfora histórica.

Tu comentario es como el que podría hacer un musulmán del siglo VIII tras la ocupación de España. Seguro que te lo imaginas, con su turbante y gran arrogancia retregando a la cara de los habitantes de la Península que han conquistado todo el poder y quedan sólo cuatro gatos escondidos en las montañas. Comprenderás que la analogía es bastante pertinente.

El terreno ocupado no es el de las leyes y la política, eso viene después. El terreno ocupado es el de las mentes, especialmente masculinas, con los hombres reducidos a gilipollas domesticados. Incapaces de reacción como correctamente dices.

El dominio feminista necesita un varón degenerado y una sociedad degenerada.

Sin embargo eso no es una buena razón para que los cuatro gatos escondidos en las montañas vayamos a abandonar la lucha. Ya os gustaría.

Que os aproveche vuestro dominio sobre una masa de castrados mentales.

León Riente dijo...

Esther, patética, despierta y toma conciencia de la realidad.

Deja de pavonearte como un faisán en tu falsa seguridad e infórmate de la convergencia de catástrofes en marcha hoy día. ¿No te has enterado de que está cayendo el estado del bienestar? Pues a esta caída le seguirá la del estado de derecho.

Sólo las personas agrupadas en comunidades orgánicas, en familias, etc., es decir, sólo las personas que han hecho personal execración de la infamia feminista, estarán dispuestas para resistir.

Pero entonces, tú, triste feminista solitaria y risible, ¿qué harás? ¿Le pedirás ayuda a tus cuatro o cinco gatos adoptados?

¡Qué mezcla de asco y pena das!

qbit dijo...

El feminismo no se sostiene por sí mismo, ni el trabajo femenino tampoco, sino con apoyos del Estado, en forma de leyes discriminatorias en el ámbito penal o en el laboral. Por eso digo que es virtual, igual que la realidad virtual simulada en un ordenador. Y ya sabes lo que pasa cuando se apaga el ordenador.

Y como es virtual, como es una caldera que necesita combustible para funcionar, y este combustible se está acabando (la convergencia de catástrofes que menciona León Riente), pues tu querido mundo virtual se está deshaciendo. Ya ha empezado aunque tú no te hayas enterado (para eso hace falta capacidad para percibir las sutiles señales), y va a ir a peor cada vez más para vosotras.

Anónimo dijo...

Otra rabieta más, otro pataleo. Más fuegos de artificio de los que nostálgicamente remueven las telarañas de un pasado que no volverá, y lo que es más grave: ¡con el agravante masoquista de saberlo!. Os habeis reducido el desahogo inútil de quienes -huidos al monte, como bien dice Oso Solitario-, ya no les queda otra cosa que el griterio desesperado desde sus cumbres para que -con suerte-, les devuelvan las cabras el berrido.

Habitantes del reino de la utopia masculinista -os hago el favor de no decir "machista", pues sé como os duele-, que fue perdiendo cada vez más parcelas de dominio -al menos en Occidente-, desde que un grupo de mujeres valientes y decididas supo hacer valer sus derechos en un proceso largo y penoso -aunque, evidentemente ayudado por una coyuntura económica favorable- que ha permitido alcanzar objetivos sociales, laborales, culturales...en un territorio del que el hombre se jactaba de enseñorearse en exclusiva.

Os equivocais, de nuevo, al pensar que el feminismo es un guetto de solteronas fracasadas que rechazan la maternidad y aborrecen a los hombres. No, no voy a negar que las hay de esa clase, pero, la mayoría -y lo digo con conocimiento de causa- no lo són. Hay muchas con pareja, con hijos, y aún trabajando fuera ¡y dentro! de casa llevan una vida familiar satisfactoria, crisis aparte. En las últimas décadas, el feminismo ha tomado vertientes diversas y no todas en la linea más acertada, entre ellas: el fanatismo androfóbico, un radicalismo con menos peso específico del que algunos creen.

Nadie es libre en una sociedad alienada como la nuestra, ni siquiera los que gozan del mayor dominio. Pero el feminismo ha conseguido importante parcelas de poder, sabemos que la lucha es larga y aún queda mucho por alcanzar.

Soy consciente de que muchos de los objetivos no hubiesen sido conseguidos sin la aportación de un cierto número de hombres -a los que vosotros tanto despreciais-, que sin dejarse lastar por prejuicios absurdos supo, valientemente, apoyarnos en momentos decisivos y del que el movimiento gay no ha sido ajeno.

El feminismo es un proceso dínámico, en auge, en evolución. Queda mucho por conseguir y es difícil predecir futuros a largo plazo. Nuestra sociedad atraviesa una de los peores periodos de su historia, hay una crisis de valores total y del que tampoco es ajeno el movimiento feminista. Se han heredado vicios políticos, corrupción, que no serán fáciles de dasarraigar. No obstante, vuestras opciones no me parece que vayan a tener ningún futuro. La direción de un mundo globalizado ha tomado un derrotero moralmente cuestionable, pero se reafirma en su poderio día a día y no da signos de debilitamiento. Tampoco se pueden precisar con exactitud quienes son todos que ostentan claramente el eje de ese poder, generalmente en lucha voraz entre ellos mismos, ni me trago que el único culpable sea el nefasto Shilock, empujando con sus largos brazos a feministas y homosexuales para que le sirvan de sicarios, por mucha influencia que tenga. Demasiada paranoia.

Sin acritud ni insultos.

Esther.

DΛOR dijo...

Esther, valorando la forma, que no el fondo, tengo que reconocer que tu literatura feminista es de las buenas, es decir, de calidad, muy elaborada. Enhorabuena.

León Riente dijo...

Esther, sigues sin enterarte de casi nada.

desde que un grupo de mujeres valientes y decididas supo hacer valer sus derechos en un proceso largo y penoso -aunque, evidentemente ayudado por una coyuntura económica favorable-

Entonces, ¿implícitamente lo reconoces? Sin esa coyuntura económica favorable no habría feminismo y la coyuntura económica actual en los estados en los que se inventó el feminismo ya sabemos cuál es y hacia dónde va.

Os equivocais, de nuevo, al pensar que el feminismo es un guetto de solteronas fracasadas que rechazan la maternidad y aborrecen a los hombres

Ciertamente, entre las feministas militantes, aparte de las solteronas con cinco gatos hay no pocas lesbianas con o sin “pareja”. ¿Tienes gato?

Y sí, algún hombre masoquista, o directamente tonto, hay que se une a vosotras, pero pocos.

Soy consciente de que muchos de los objetivos no hubiesen sido conseguidos sin la aportación de un cierto número de hombres

Y tanto. De estos hay tres tipos: 1) homosexuales politizadores de su homosexualidad = gays, 2) ricos y poderosos, como Rockefeller (la Fundación homónima es uno de los mayores contribuyentes a los poderosos lobbies feministas de Estados Unidos), que vieron en el feminismo un instrumento útil para promover la disolución social y expandir el mercado y 3) machos cretinos ("pagafantas", para entendernos).

El feminismo es un proceso dínámico, en auge, en evolución. Queda mucho por conseguir y es difícil predecir futuros a largo plazo

Ahórrate ese optimismo o quédatelo para tu personal consumo, aquí somos realistas. Crisis de valores, crisis energética y de materias primas, crisis de legitimidad, derrumbamiento del estado del bienestar, derrumbamiento del estado de derecho (las tasas en la justicia de Gallardón van en esa línea), etc.

El feminismo durará lo que sus principales apoyos, es decir, la superburguesía mundialista que protagoniza la globalización, decida. Y tú, Esther, como feminista, eres un peón de esa clase odiosa. Luego eres un enemigo del pueblo y de la nación.

Anónimo dijo...

A DAOR

Sinceramente, gracias.

Esther.

Anónimo dijo...

A León Riente.

Con sujetos como tú se comprende que no levanteis cabeza: paranoia y fanatismo, ¡la combinación perfecta!

Esther

León Riente dijo...

Esther, muchas gracias por tus últimos argumentos. La potencia de tu ideología feminista queda patente.

Por cierto, curioso que proyectes en mí lo más característico de tí como feminista: la paranoia que ve "machistas" por todas partes y el fanatismo que no escatima medios a la hora de perseguir un fin surgido precisamente de esa paranoia (todo esto entendido a tu nivel de conciencia de la ideología, porque los que están arriba y la promueven económicamente no se la tragan).

Si quieres empezar a enterarte de algo, investiga sobre la relación entre feminismo y Fundación Rockefeller y Fundación Ford. Pero luego no nos llores al conocer quíenes son tus auténticos amos.

Oso Solitario dijo...

Esther

Nada de desahogo inútil. El pasado por definición no se puede repetir. Se puede y se debe en cambio defender la justicia y la dignidad del hombre pisoteada por vuestras leyes injustas.

Con la natural tendenciosidad de tu sexo te has quedado con la mitad que te interesaba de mi imagen del monte olvidando que desde ahí empezó la reconquista. Y si no hay reconquista entonces se acabó nuestra cultura y nuestra tradición. Kaputt. Porque sólo los que estamos en el monte hemos conservado el sentido de la justicia y la realidad, y el feminismo puede prosperar sólo en una sociedad decadente y enferma como la actual.

Si hay una salida a ello el feminismo se acabará (como alguien ha sugestivamente indicado) de idéntica manera a un mundo virtual cuando el ordenador se apaga. No para volver a un pasado que no puede retornar (te doy la razón en esto) sino para construir una sociedad en la cual hombres y mujeres se realicen según su diversa naturaleza sin fanatismos igualitarios y sin estupideces de género.

Los hombres feministas, los desprecio sí. Para mí son escoria porque apoyan una dictadura feminista y una sociedad que los humilla y los trata como basura.

Los desprecio bastante más que a las mujeres feministas. Es cierto que las fracasadas son sólo una parte del movimiento feminista y que efectivamente las mujeres modernas en su mayoría son feministas, esto es defienden la persecución y todas las injusticias del feminismo.

Por esto la mayor parte de las mujeres de hoy no se merecen un hombre civilizado a su lado. Se merecen un musulmán integralista que las trate como la mierda.

Y a lo mejor incluso llegamos a eso. ¿O es que piensas que si los musulmanes llegan un día a ser la mitad más uno entre nosotros os van a servir de algo vuestras leyes feministas y vuestras abogadas y juezas llenas de bilis? ¿O vuestros hombres igualitarios del siglo XXI?

No es que culpe a la mujer moderna en realidad. En el fondo está en su naturaleza el afán de poder y de anular al varón. Sin ánimo de ofender, es como la serpiente venenosa que muerde a quien no sabe cogerla de la manera correcta. Es un poco también como la protagonista de aquela película de Roger Rabbit que decía “yo no soy mala, es que me han dibujado así”.

No te conozco, por tanto no puedo entrar en el terreno personal ni en realidad tiene interés. En cuanto a la acritud me permitirás un poquito también a mí porque tus comentarios la contienen en abundantes dosis:

“rabieta, pataleo…desahogo inútil…el berrido de las cabras…victimistas que claman en el desierto con llanto de perdedores”

Naturalmente no tengo nada que objetar a ello. Está bien que cada uno exprese la propia posición de manera neta.

Y como dice Daorino no eres una cualquiera que aporrea teclas, sino una que tiene cierto nivel, desde luego bastante por encima de las ministras semideficientes de Zapatero: como ves la discriminación positiva se aplica también a vosotras, promoviendo a las más inútiles.

En fin, aquí estamos cuando quieras visitarnos y comentar. Nos seguiremos ocupando de feminismo de vez en cuando. Hay muchas otras cosas de las que vale la pena ocuparse, pero es que cada día os inventáis algo nuevo. Por cierto en los próximos días habrá dos breves entradas sobre los últimos disparates feministas.

Dices que no perteneces al feminismo androfóbico pero por otra parte que “aún queda mucho por hacer”. Esto sí que es para poner los pelos de punta ¿Qué más queréis? ¿Ponernos un collar a todos, marcarnos a fuego desde que nacemos? ¿Que cambiemos de acera y miremos al suelo cuando nos cruzamos con una mujer? ¿Qué sólo los hombres paguen todos los impuestos y las mujeres nada?

Menos mal que no eres una feminista andrófoba.

Quizás eres una de las que se merecerían como compañero el barbudo integralista como comenté antes. Sin acritud.

Anónimo dijo...

A Oso Solitario

Pareces un hombre sensato, abierto al diálogo y proclive al debate sin llegar al histrionismo ni al insulto.Aunque nos movemos en territorios diferentes puedo intentar comprender tus motivaciones ideológicas, no las personales pues no te conozco, aunque encuentro un cierto trasfondo de resentimiento hacia la mujer (tus razones tendrás para ello), pero lo que no voy a hacer es encuadrate entre la trulla de mequetrefes misóginos que pulula por estos lares y en los que -erroneamente- te instalé en un principio.

Te agradezco que abras tu blog a mis comentarios y pueda expresar con libertad mis opiniones. Como acertadamente has comprendido no estoy en la vertiente del feminismo radical ni tengo ninguna hostilidad hacia el hombre en general. Obviamente, lo que no soporto, y contra lo que me opondré en todo momento, es a esa ralea de fracasados que, camuflándose en endebles y delirantes argumentos rezuman su mala baba hacia todo lo que huela a femenino.

Afortunadamente no necesito a mi lado fanáticos con chilaba. Soy una mujer casada y con dos hijos de once y trece años. No considero el feminismo cabal como un movimiento al margen o contra el hombre. No pertenezco a ningún grupo de feminista militante ni comparto muchas de sus ideas, pero no por eso dejo de actuar en lo que considero justo, y en mi línea están otras muchas mujeres que lo asumen desde actitudes similares.

Vuestro error es ver tal movimiento en una dirección exclusiva, unilateral, unívoca, sin comprender que existen vertientes diferentes de contemplar el mundo de la mujer y su papel como ente familiar, social, cultural, económico...sin por eso -repito- afilar lanzas ni templar arcos contra el hombre.

Un último comentario sin ánimo de ofender: No juegues a hacer de D.Pelayo en Covadonga.

Esther.

qbit dijo...

Por mucho que la tal Esther, de judaico nombre, repita afirmaciones una y otra vez, eso no lo convierte en argumentos contra las injusticias denunciadas en la entrada, ni lo convierte menos aún en verdades.

Esta individua será, cualquiera sabe quién. Dice que está casada y tiene dos hijos, y a lo mejor es una camionera bigotuda.

El penúltimo comentario que ha puesto muestra claramente un lenguaje marxista, y también una mentalidad marxista, cosa lógica pues el feminismo es un derivado del comunismo cultural. Y es muy divertido comprobar de nuevo la mentalidad de que "la naturaleza es de derechas" y que hay que cambiar el mundo en pos de un objetivo absurdo y contra natura que nunca se alcanza. Qué trabajo más grande el vuestro, eh, marxistas, feministas y demás morralla relacionada, siempre luchando contra la realidad, siempre con la carga de que "queda mucho por hacer".

Lo cierto es lo que he dicho yo: El feminismo es una realidad virtual artificialmente sostenida, y contra este HECHO, esta individua no ha argumentado NADA, porque no puede argumentar nada más que palabrería vacía.

"encuadrate entre la trulla de mequetrefes misóginos que pulula por estos lares y en los que -erroneamente- te instalé en un principio.".

Insultos ante la falta de argumentos contra la verdad central y miedo ante ella: El feminismo no se puede sostener solo por ser artificial y antinatural, por lo que está condenado al fracaso (y yo digo que más pronto que tarde). Lleva el germen de su autodestrucción en la baja natalidad que provoca entre los y las feministas, que no tienen otros (musulmanes). La cuestión no es si el feminismo va a avanzar, que no, sino quién se lo va a cargar, si los musulmanes por sustitución poblacional, o nosotros por reacción a tiempo.

Al mismo tiempo, además de mentir diciendo ahora que no odia a los hombres (cuando en los anteriores mensajes ha mostrado una clara prepotencia y odio), para suavizar su apariencia, elogia un poco al dueño del blog, para intentar ponerle un poco de su parte, en la estrategia de dividir a los comentaristas que están contra ella, adoptando una actitud de superioridad (jajaja), como intentando hacer creer que lo es, y lo que consigue es lo contrario, la constatación de ser una mamarracha de mucho cuidado.mamarrachismo.

León Riente dijo...

En efecto. Se le ha visto el juego a esta Esther, su intento fracasado de dividir a sus oponentes mediante peloteo al dueño. ¡Qué ladina es!

Interesante el enfoque del penúltimo párrafo de Qbit. El feminismo, entendido como rasgo de comportamiento, es decir, como una ideología que induce a la que la obedece a tomar ciertas decisiones, implica una reducción notable de la FITNESS DARWINIANA, es decir, de “la contribución genética de un tipo genético, medida por el número medio de hijos que tiene este tipo”.

Por eso esta ideología depende tanto de la propaganda. Para sostenerse necesita de una campaña propagandística constante y eso explica determinadas cuestiones.

Por lo demás, Esther puede tener dos hijos o puede no tenerlos. Puede tener marido o estar amancebada, o puede tener novia, etc. Puede tener cinco gatos o puede no tenerlos, cualquiera sabe. Por cierto, que cuando hablé de feministas como lesbianas o como solteronas con gatos me refería sobre todo a feministas militantes. Pero en las no militantes también se da mucho ese perfil, sobre todo entre “hippipijas”.

No creo tampoco que tenga tanta cultura. Escribir lo hace sin faltas de ortografía, pero de argumentación y de lógica nada de nada. También es cierto que resulta complicado defender la ideología feminista ante varones críticos que no se tragan las mentiras de los medios de comunicación y de los profesores feministas. Ante eso lo único que le queda a ésta es el insulto facilón (porque hasta para insultar bien hay que valer y Esther no vale), la descalificación, el intento de división y la pataleta histérica.

Anónimo dijo...

A la pareja de antifeministas salvapatrias:

Veo -con plena satisfacción-, que mi último comentario os ha producido una escocedura de órdago y un ataque de bilis a nivel de cólico hepático .

Vuestras invectivas hacia mí demuestran la impotencia manifiesta de quienes se sienten heridos por alguien capaz de descubrir el juego hipócrita de dos mequetrefes intoxicados con su propio orgullo, cuya verborrea delirante no provoca otra cosa que sarcasmo y desdén a todo aquel que aún conserve un mínimo de sensatez y cordura.

Vuestro alucine bajuno se muestra con tal nitidez que, tan pronto me etiquetais como una judia (todas las que llevan mi nombre lo deben ser para vosotros, claro, y hasta quien sabe si no seré una agente emboscada del Mossad, ja,ja,ja,), como a una camionera bigotuda (¿y no lo complementais llamándome gorda, calva, y fumadora de puros?), sin olvidarnos de la reiterativa memez de los gatos. Debo confesar que al leer esos párrafos la risa me impidió continuar durante un buen rato.

A la estupidez y la cólera añadís la maledicencia acusándome de querer dividir a los demás, dejando al descubierto la estrategia de vuestras verdaderas intenciones, otra clarísima proyección de mentes enfermizas. Tampoco dudais en criticar a uno de los vuestros (¿) por el detalle alabar mi forma de escribir (apuntaos también el tanto de la falta de ética).

Es imposible tomaros en serio. Hablais de lógica, de argumentos, cuando sois la negación viviente de esos términos.Proyectais datos, opiniones, informes... elaborados en su inmensa mayoria por otros a los que añadís una buena dosis de demagogia personal, y con tal refrito os poneis a pontificar tratando de aspirar a un liderazgo ideológico que nadie os ha otorgado, mientras os cubris las espaldas en el anonimato de vuestras madrigueras, eso sí, cuidando mucho de no asomar el hocico al exterior. Faltaba adjudicaros un calificativo final: cobardes.

Me queda la satisfacción de saber que, con enemigos de vuestro nivel, al feminismo le queda una larga vida.


Esther.


P.D. Este comentario va dirigido en exclusiva a qbt y león riente.

León Riente dijo...

Esta mema, Esther, sigue sin enterarse.

Ahora se escuda en supuestas deficiencias de los contrarios para seguir sin argumentar. ¡Pero si no has argumentado nada desde el principio, acémila!

Tu problema es el de todas las de tu secta: estáis acostumbradas a que os rían las gracias porque-yo-lo-valgo y en cuanto llegáis a donde eso no funciona sólo os queda la censura, y en caso de que la censura os sea imposible, como ocurre en esta página, el insulto fácil.

Nos calificas de estar en el anonimato. ¿Y tú quién eres? Ah, Esther, sí, ya sabemos quién eres, ya no eres anónima.

Los informes de la Fundación Rockefeller y los de la Fundación Ford, en los que se reflejan inequívocamente las importantes aportaciones de estas instituciones a los lobbies feministas, los elaboran ellos mismos. Si salieras por un momento de tu mundo idiota y empezaras a considerar la realidad, quizás llegarías a entender algunas cosas. Pero no, no creo que tú des para tanto, bufona.

Tampoco dudais en criticar a uno de los vuestros

Aquí, a diferencia de en tu secta feminista, y por tanto monolítica y totalitaria, no hay problema por la discusión y la crítica mutua, dentro del respeto. De todas formas era una matización. Y sí, no escribes tan bien, simplemente no cometes faltas de ortografía. ¿Es para aplaudirte? ¿Intentas por segunda dividir, pícara?

Oso Solitario dijo...

Creo que he dicho por el momento lo que debía sobre el feminismo y precisado mi posición.

Sólo añadir que mis motivos son solamente "ideológicos" porque en mi vida personal no he sufrido las leyes y la justicia feministas. Yo estoy casado y tengo dos hijas, ya algo grandes pero aún niñas.

Tampoco he encontrado en mio vida mujeres especialmente "malas" o "perversas" ni tengo motivos personales de resentimiento contra el sexo femenino. En este sentido lo he pasado a veces bien y a veces mal, como todo el mundo.

Es sólo que observo la realidad y me parece obligado llegar a ciertas conclusiones. Como himbre me siento personalmente agredido por una sociedad, una ideología dominante, unas leyes y unos poderes públicos que están descaradamente contra el varón. Si queremos estas son motivaciones "personales" aunque en mi vida personal no haya sufrido directamente en mis carnes el dominio feminista.

Muchos hombres que están contra el feminismo lo hacen tras haber sido vejados por los tribunales y por tanto llevan una buena carga de resentimiento. Eso es lo que les ha hecho despertar. Es muy natural, pero opino que uno puede y debe moverse también por razones ideales.

Anónimo dijo...

si el feminismo y otras ideologías dogmáticas han tenido tanto calado entre las mujeres es, simple y llanamente, porque el escepticismo es algo que no ha surgido entre las mujeres.

Xabi

Anónimo dijo...

Me encantaría, soy mujer, que me expliquen lo de la "familia natural" y que la "feminista" Esther me explique, por qué cuando una es mujer le exigen "unirse" al "movimiento feminista" a costa de lo que sea.
SOY mujer, con hijos cuyo "progenitor" biológico abandonó. Me casé con otro hombre, por lo tanto, muchas veces me atacan de ambos bandos, es decir, las mujeres que se auto-denominan "feministas" me critican diciéndome que tendría que haberme quedado "sola" y "luchar por ser una mujer alfa" (?) y hoy en día, me presionan para que me separe y cobre la "cuota"- dinero- de mi esposo porque tiene buen sueldo. (no importa si mi esposo es bueno o malo, lo que importa es ser "mujer libre", "demostrar" que las mujeres "podemos solas". estas cosas son las que me plantean estas féminas. Y que soy una "tonta" por estar casada, que tengo que estar "en libertad". (cuando las que me dicen esto, en realidad, fueron DEJADAS por sus esposos, pero mienten diciendo que son "valientes" que se animaron a estar solas). Señoras feministas, ¿no puedo tener la libertad de elegir por mi misma, si estar sola o acompañada? ¿está prohibido estar casada o que es lo que pasa? ¿soy menos mujer por elegir un compañero? ¿me lo explicaría la señora/srta Esther? Por otro lado, me dicen que soy "alienadora" porque mis hijos le dicen "papá" a mi esposo, y que eso es como "la apropiación" de la "época de la dictadura" (argumento en supuesta defensa de"la familia natural" y supuestametne "verdadera") Dicen que les he mentido a mis hijos, cuando nunca fue así, que mi vida "es un fracaso y una mentira" porque a quien dicen "padre" no es el biológico. Con eso han lavado el cerebro de mi hija que ahora me dice que soy un monstruo y que es como una hija "de desaparecidos"de la dictadura militar. (cuando en realidad, su progenitor biológico se desapareció por su propia voluntad) USan argumentos machistas en mi contra, diciendo que soy una "loca" prostituta, que una "madre" debe tolerar cualquier cosa con tal de quedarse con el "padre biológico" de sus hijos. En esto coinciden con personas machistas, ¿se entiende mi planteo? y chupacirios, que está mal el divorcio, etc., etc. por lo tanto soy una loca pecadora, por separarme y volverme a casar. una prostituta. Por otro lado, la mayoría de las "feministas" que conozco me vienen ofreciendo trabajar en el ámbito de la prostitución, según ellas es un modo de sacarles plata a los tontos hombres. que ya tienen clientes "desesperados" por mi, que pagarían xxx. Considero que están enfermas. Me pregunto, además de las otras cosas, qué tiene de feminista eso de prostituirse. Me encantaría a ver si me responden con algo coherente. gracias
Firma: la pecadora.

Anónimo dijo...

Por cierto, agrego, muchas "feministas" que conozco, ponen en facebook "no a la prostitución, las mujeres no somos objetos, no a la trata", y miles de cartelitos así. Y después se me aparecen diciéndome en la cara que podría yo ganar mucho dinero con ese oficio, que ellas se ganan bastante dinero con eso. ¿están locas o me parece? ¿estoy paranoica o me parece que detrás de esto del movimiento de "mujer es mejor que estés sola" puede haber redes de prostitución? Además de los subsidios para todas esas cosas de "empresas de mujeres", ongs , que obviamente necesitan captar mujeres, y mejor que estén solas y necesitadas... etc. tengo la sensación de que algo no huele bien en "feministilandia". Saludos.
La pecadora.

Max Romano dijo...

Esto que comentas es bastante interesante, "pecadora". Entre toda la basura que hay debajo y detrás del feminismo podría haber también algo de esto. Quién sabe.