viernes, 23 de noviembre de 2012

LAS LEYES Y EL DIKTAT DE LAS LOBBIES


Como quizá el lector sepa, hace unas semanas ha sido presentado el proyecto de ley para la reforma del código penal. Aunque la reforma toca muchos temas, los medios de comunicación centran los titulares en el aspecto de la “protección de la mujer” contra el “acoso”, en línea con la obsesión actual yla campaña de lavado de cerebro acerca d ela por la “violencia contra la mujer”.

Las comillas son obligadas, no porque piense que esté bien la violencia contra la mujer, sino porque, traduciendo estas expresiones de la Neolengua del sistema al español, lo que tenemos es -una vez más- la introducción de nuevos delitos y el endurecimiento de las leyes existentes con el único objeto de perseguir al varón. En resumen una nueva etapa en la interminable persecución judicial contra el hombre.

Si quisieran de verdad proteger a la mujer empezarían -por ejemplo- por estudiar el perfil racial y los orígenes de quienes cometen en Europa la mayor parte de las agresiones sexuales reales y especialmente las violaciones en grupo, para después divulgar los resultados y adoptar medidas en consecuencia. Pero esto es algo que no harán jamás porque son antirracistas. No sé si me explico con suficiente claridad.


Ya el titular es deshonesto y en sí mismo propaganda, porque mezcla y pone en el mismo plano abusos reales –los matrimonios forzados- que efectivamente no se deben tolerar en nuestro país, con delitos nuevos nebulosos y fantasmales inventados por la lobby feminista..

Ley basura en línea con otras similares, introducidas en los útimos años en Europa contra el acoso o stalking, que en la práctica significa cualquier cosa que la mujer y el juez consideren como tal. Un paso más en la degradación de la justicia, inevitable cuando cae en manos de mujeres como la actual ministra de Sanidad, Politicas sociales y Persecución contra el Varón. Una feminista no mejor que las que infestaban el gobierno durante el Septenio Negro de Zapatero.

Ya dediqué una entrada al tema del acoso sexual hace unos meses con ocasión de la introducción en Francia de la legislación basura en ese país y no me repetiré aquí:


Pero naturalmente el contenido de la reforma va más allá de esto y tiene otros puntos que merecen ser comentados.

El primero es el endurecimiento de la represión contra la disidencia ideológica y la imposición por ley de la corrección política, con la habitual matraca que se utiliza para justificar la persecución de las ideas: delitos de odio, xenofobia, discriminación y demás.

Pero muy especialmente, dentro de este apartado, se castiga penalmente el delito de negacionismo del holocausto, en línea con toda una serie de leyes infames y liberticidas que se van aprobando en Europa, bajo la presión de la lobby judía que quiere cerrar la boca a quienes dicen algo que no les gusta.

Que el ministro de Justicia sea muy amigo de la lobby judía queda confirmado cuando nos enteramos de que va a conceder la nacionalidad española a los sefarditas, esto es a los descendientes de los judíos expulsados por los Reyes Católicos en 1492. Esto sí que es memoria histórica y no las gilipolleces de Zapatero que simplemente quería reescribir los últimos ochenta años. Kippah Gallardón –me parece que se ha ganado a pulso el apelativo- quiere reescribir los últimos quinientos años.

La documentación requerida será simplemente un certificado de la Federación de Comunidades Judías, vivan donde vivan. Esto evidentemente significa que a cualquier judío, sólo por serlo, se le regalará la nacionalidad española si así lo desea. Ni siquiera Zapatero hizo algo así, pero cuando vuelvan los socialistas puede que copien la idea y hagan  lo mismo con los descendientes de los moriscos, expulsados también en 1492 por los Reyes Católicos, y hagan otra ley regalando la nacionalidad a cualquier moro por la cara.

Si a esto unimos el repugnante proyecto de vender a precio de saldo la nacionalidad a quien compre casas -esto es a un montón de desharrapados con sus mafias detrás- podemos valorar en su justa medida el desprecio que nuestra despreciable clase política siente por España, su tradición y su historia. Que es el desprecio de todas las clases dirigentes europeas actuales, compuestas por traidores, contra Europa. No es de extrañar porque sirven a los mismos amos, tienen el mismo proyecto antiespañol y antieuropeo. Ya se han quitado casi completamente la careta.

Volviendo a la ley mordaza contra el revisionismo histórico, esta ley faltaba en España o por lo menos no era lo bastante explícita, pero finalmente parece que ahora se han salido con la suya, maniobrando -como siempre- en la sombra hasta conseguir lo que quieren. Ya me ocupé de este tema dentro de las entradas sobre las modernas inquisiciones y las leyes liberticidas en Europa.


Es evidente que detrás de esta ley está la mano de la lobby que maniobra los payasos de la política. Más arriba me he referido a ella como lobby judía. ¿Debería haber escrito lobby sionista? Siento ya el aliento apestoso del manipulador o del idiota manipulado que berrea y grita al antisemitismo.

Bueno, ellos mismos han hecho todo lo que han podido para que sea imposible esta distinción. No hablo aquí de las personas individuales contra las cuales nada tengo. En cambio los grupos judíos, sean o no oficialmente sionistas, las asociaciones que dicen representar a los hebreos, todos ellos, regularmente, siempre, en todas partes y de manera compacta, han apoyado esta legislación miserable y liberticida que castiga la libertad de opinión y de investigación. Han apoyado sin fracturas esta policía del pensamiento, que pretende decirnos qué libros podemos leer, imponernos como un dogma que no se puede discutir la versión de la historia escrita por los vencedores, que en gran medida es propaganda de guerra.

Las mismas asociaciones y grupos, ampliando el discurso, han apoyado siempre de idéntica manera las infames agresiones de la OTAN y por supuesto las políticas del estado de Israel.

Cierto es que antes se solía decir, cuando había menos hipocresía, “My country, Right or Wrong” (los ingleses con sus frasecitas famosas) y este punto de vista tiene también sus razones. Pero en cualquier caso es su country y no el mío. Es el de los judíos y con su pan se lo coman, pero no tenemos porqué aceptar que la política de nuestro país y de Europa sea condicionada por intereses extranjeros que son además antiespañoles y antieuropeos. No tenemos porqué soportar ministros con la kippah que trabajen para Israel y las lobbies judías, y sobre todo contra España y Europa.

En efecto el tema no se acaba aquí porque los mismos de la kippah, sistemáticamente, fomentan también la inmigración indiscriminada en Europa, trabajan activamente para culpabilizar y desacreditar cualquier conato de nacionalismo y defensa de la identidad europea. Cosas que en cambio apoyan con entusiasmo cuando lo hace Israel.

Precisamente Israel es un estado construido con el uso de la fuerza –como todos pero éste mucho más que cualquier otro- comenzando con la imposición colonialista sobre Palestina y pasando por varias guerras victoriosas contra los árabes. Una nación mantenida por un potente aparato militar y por cientos de cabezas nucleares, un estado basado totalmente, desde su origen y en su misma raíz, en un criterio identitario judío.

Sin embargo, este tipo de cosas es denunciado como monstruoso y criminal cuando son los europeos quienes quieren defender su identidad, aunque sea de forma infinitamente más blanda.

Todo esto lo he podido observar durante unos cuantos años, como cualquier otra persona que tenga los ojos abiertos; como he visto también judíos –conocidos o no- que a título personal estaban en desacuerdo con las leyes liberticidas, las agresiones de la OTAN, el comportamiento de Israel y mucho de lo que sus lobbies apoyaban. Baste como ejemplo el escritor y articulista Israel Shamir, y también muchos que no son famosos ni escriben nada. He conocido en mi vida judíos que eran personas decentes y no estaban de acuerdo con todo esto. Respeto ciertamente a estas personas que -como cualquier otra- mientras no demuestren lo contrario han de ser respetadas.

Infames y miserables son en cambio todas las asociaciones que dicen representar a los judíos, o los representan efectivamente, y apoyan políticas criminales, nos imponen en nuestra propia casa leyes criminales para impedirnos pensar libremente.

Una censura y una policía del pensamiento inédita en una sociedad que se llena la boca diciendo que es liberal, que proclama entre sus valores la libertad de pensamiento e investigación.

Lo que quieren hacer con estas leyes es destruir la historia como ciencia y convertirla en una especie de religión contrahecha, impuesta por la nueva inquisición de los tribunales con la kippah. No se busca con todo ello controlar a una minoría de exaltados: una minoría de fanáticos que dicen chorradas no es una amenaza y nunca lo ha sido. Lo que realmente se quiere con la represión es evitar que la verdad salga a la luz, que las falsedades y la propaganda sean expuestas. Esto sí que es una amenaza, una minoría de hombres libres que dicen la verdad, éste es el terror y la obsesión de quienes viven de mentiras.

Seguramente es bien difícil saber donde está exactamente la verdad, dónde termina la realidad y dónde comienza la propaganda de guerra y la falsificación.

Pero sé ciertamente que si la ley y los tribunales imponen creer en algo, el deber de un hombre libre es no creer en ello. Por principio.

Ignoro si las parrafadas anteriores serán delito o no con la nueva legislación. Pero si el librero Pedro Varela ha pasado dos años en la cárcel por vender libros y sin incitar mínimamente a la violencia contra nadie, si le han confiscado o destruido una buena cantidad de libros, con la reforma legal que será aprobada podemos esperarnos sólo algo peor.

Cuando la sociedad se basa sobre la mentira, la falsedad se convierte en ley y la verdad se convierte en delito.

Para concluir, el último aspecto que quería comentar tiene que ver con el endurecimiento de los castigos y la represión contra las protestas ciudadanas, las manifestaciones y los disturbios varios. No es que hasta ahora hayamos visto gran cosa, ni que merezca mucha consideración la fauna perrofláutica y guarreras que hasta ahora ha montado sus protestas de pastel, ridículas y teledirigidas. Pero es evidente que la clase política se está preparando para hacer frente a movilizaciones masivas, para castigar y reprimir las protestas y la rabia que no puede menos que llegar porque desde luego todo va a ir a peor.

Con este tipo de medidas la casta nos muestra claramente que su enemigo somos todos nosotros, que están poniendo a punto los instrumentos necesarios para meter en la cárcel y freír a multas a quien haga una protesta organizada, incisiva, que les pueda preocupar realmente. Están preparando en definitiva más armas para su guerra contra el pueblo español. Sin embargo mucha gente empieza a estar harta de ellos, y si despierta de verdad no les van a bastar ni las cárceles ni los policías.

Otras novedades van en la misma dirección, como el aumento impresionante de las tasas judiciales. Si por una parte ello puede evitar que se recurra a la Justicia por estupideces como tanto nos gusta, el verdadero sentido no es éste. No es ni siquiera recaudar como se podría pensar. Lo que se persigue es dejar un poco más indefensos a los ciudadanos de a pie ante los abusos y dificultar que recurran a la Justicia. En cambio para las asociaciones bien apoyadas financieramente, para las lobbies, en definitiva para quien tiene el dinero detrás, esto es cojonudo porque el ciudadano normal que se oponga a ellos o quiera defenderse de su  matonismo, aunque tenga toda la razón del mundo se lo pensará dos veces por simples motivos económicos.

En resumen, la reforma del código penal traza un cuadro muy significativo de la clase política que nos aflige. Carente de estatura intelectual y ética, legisla como una veleta según las noticias del día, aprueba leyes aberrantes siguiendo el diktat de las lobbies, se prepara para librar una batalla contra su propio pueblo del cual son enemigos y traidores, busca impedir a los ciudadanos normales el acceso a la justicia.

En definitiva todo va encajando en su lugar y múltiples frentes de acción convergen para trazar un cuadro único, coherente. Cuadro que ha sido descrito por muchos, pero en particular, magistralmente, por el escritor italiano Massimo Fini a cuya crítica de la democracia he dedicado un ciclo de mi blog de textos, el primero de los cuales es Massimo Fini: Democracia (1)

Concluyo esta entrada con una citación libre de las palabras de este autor, verdades como puños, lapidarias, sobre la democracia actual:

“Un sistema de oligarquías organizadas para pisotear al ciudadano...Una manera para darle por culo a la gente con su consentimiento”.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelentemente expresado:

"No es de extrañar porque sirven a los mismos amos, tienen el mismo proyecto antiespañol y antieuropeo"

Y digo yo, entonces, al parecer ciertos intereses trabajan a nivel mundial, en pos de eliminar seres pensantes y sembrar una "nueva raza": una de zombies. Parece escucharse un zumbido "cerebro...cerebro". Vienen a por todos nosotros.

Oso Solitario dijo...

En efecto estos intereses trabajan a nivel mundial. Y están apoyados por la finanza mundial. Esto es algo ya evidente.

Solo por poner un ejemplo, en Japón durante los últimos años han empezado a aparecer por en televisión a todas horas maricas y travestís, en lo que es evidentemente una política deliberada.

Hominis Provecta dijo...

Ahondando en el tema legislativo ¿has visto la nueva ley autonómica de Valencia que ha diseñado el PP superando por la izquierda zapatera al mismísimo PSOE?:

http://www.boe.es/boe/dias/2012/12/11/pdfs/BOE-A-2012-14978.pdf

No te lo vas a creer pero estos canallas infinitos han ido aún mas lejos y han eliminado la necesidad de ser pareja para considerarlo viogen y encima, el impago de pensiones(Aunque esté justificado) será considerado tambien viogen...

¿Como se te queda el cuerpo?

Pero espérate, que Europa no le va a la zaga. Están tramando también sacar normativa de rango feminazi de alto nivel. Espelúznate un poco...

http://www.coe.int/t/dghl/standardsetting/convention-violence/texts/Convention%20Spanish%20formatted.pdf

Estamos muertos, oso. Esto no tiene remedio. Al contrario, me parece que vamos a peor desde todos los puntos de vista y desde todos los frentes. Y no hay quien lo pare.

Por cierto, oso, extraordinario blog. Me encanta tu estilo y tu inteligencia.

Un cordial abrazo de otro ciudadano de segunda por haber nacido con pito.

Oso Solitario dijo...

Hominis Provecta

Gracias por la información. Efectivamente otra ley basura scrita escrita por las feministas y un convenio europeo que promete lo peor.

Es evidente que en cuanto varones la ley, la justicia y el Estado actual son nuestros enemigos.

Otra cosa es que estemos "muertos"
Nada de eso :)

Están muertos los otros, los que no lo saben y creen estar vivos y despiertos.

Gracias por tu interés y bienvenido al blog.