martes, 6 de enero de 2015

AZOTES DE NUESTRO TIEMPO: LOS PAPÁS MODERNOS

Esta entrada del blog fue la primera versión para el capítulo correspondiente del libro "Azotes de Nuestro Tiempo" publicado en 2017. Se dejan algunos párrafos como muestra. 


En la lista de los Azotes de Nuestro Tiempo la figura del papá moderno, hombre del siglo XXI ocupa una de las posiciones de honor. Porque la figura del papá moderno, el que tiene los papeles en regla para ser aceptado por la mentalidad actual, equivale a la negación y destrucción de la figura del Padre.

Y no podría ser de otra manera: el padre es el malo por excelencia en la cultura dominante hoy en día, infectada de corrección política y odio a la masculinidad.

[...]

El Papá Moderno no tiene autoridad, no castiga, no se impone; si lo hiciera se sentiría culpable y con mala conciencia. Comparable a esas sustancias pegajosas y blandas con que a veces juegan los niños, no tiene una forma precisa, es un poquito untuoso y vagamente repulsivo. Escucha los consejos de los expertos, está en contra de los estereotipos de género, su máxima aspiración es que padre y madre sean indistinguibles en la familia, como piezas que se pueden intercambiar.

Le produce horror el concepto de que haya cosas de hombres y cosas de mujeres, le parece injusto que las diferencias naturales –cuando las reconoce- puedan o deban tener consecuencias prácticas, en la vida real. Con fanático sectarismo y suficiencia rechaza estos residuos de patriarcado y machismo. Pero hay una curiosa zona de sombra en su visión, una ceguera especial que le impide ver cuánto está en realidad subordinado a la mujer y a una lógica matriarcal, en la cual él cuenta como un cero a la izquierda. Algo lógico e inevitable pues no pisa el terreno firme de una paternidad segura de sí misma. Camina sobre arenas movedizas y lo sabe.

[...]

Pero sobre todo, más allá de estas campañas que a menudo tienen que ver con aspectos superficiales y secundarios, se destruye el núcleo y lo específico de la paternidad, que está ligada inseparablemente al orden y la ley.

La autoridad no es sinónimo de tiranía si está basada en la justicia; el orden y la severidad no excluyen el afecto; el castigo no es humillante ni vejatorio si está basado en la ley y quien lo impone es respetado y reconocido. Todas estas verdades son indigeribles para la ideología de la descomposición que hoy domina.

[...]

Pues la libertad no es la ausencia de límites y de forma, ni tampoco el capricho elevado a ley. La libertad es la presencia dentro de uno mismo de un núcleo firme de fuerza y de carácter que nos permita hacer frente al mundo exterior, a sus presiones y sus corrientes, a la constante interrogación de la vida. Sin esto somos sólo esclavos, de nosotros mismos o de otros poco importa, aunque podamos dar el nombre de libertad a esa esclavitud.

Y la pérdida del Padre lleva derecho a este resultado de no-libertad, negando a los cachorros humanos de ambos sexos el modelo y símbolo que encarna una autoridad verdadera -aunque sea para entrar en conflicto con ella- se hace difícil o imposible que sepan encontrar en sí mismos esa autoridad interior, única garantía de libertad.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto no se dentendra hasta llevar a la realidad el argumento de aquella funesta pelicula Junior, de Scharzenegger: ver a los hombres embarazados, porque "solo asi los machistas entenderemos lo dificil que es ser mujer". Puaaagggggg.

Anónimo dijo...

Pero lo peor de todo es la falta de rrespuesta por parte de los hombres. Me sorprende y me indigna el sometimiento servil a que han llegado esa legion de borregos, acobardadosy sin dignidad ni hombria. Habria que crear un asociacion de hombres que se respetase a si mismos
LEG

Anónimo dijo...

Habria que crear una asociacion de hombres libres, que hiciesen acopio de valor para defender su dignidad y hombria.
LEG

Max Romano dijo...

En efecto toda la bazofia de Hollywood es vomitiva y llena de adoctrinamiento feminista.

La idea de crear una asociación es buena y llevo tiempo acariciando la idea. Hay que tener el tiempo para ello y las ideas claras sobre qué hacer. Lo haremos antes o después.

Anónimo dijo...

Seria magnifico poder crearla.Todo mi apoyo para esa idea.
LEG