martes, 12 de marzo de 2013

LA EUROPA DE LOS PAJILLEROS



Es casi un lugar común hoy en día, en nuestras sociedades opulentas, grasientas y perezosas, que la gente ya no es capaz de movilizarse por una causa, que no hay nada que tenga el poder de provocar una reacción, una protesta espontánea en gran escala, una reacción de masas indignadas.

Pero parece que nos equivocábamos. En efecto los europeos, hace tan sólo unos pocos días, han demostrado que son capaces de protestar masivamente y de movilizarse en un tiempo récord. La ocasión ha sido una moción que se va a discutir en el Parlamento Europeo para eliminar los estereotipos de género en los medios. Seguramente una nueva mierda feminista como tantas otras, otra vuelta de tuerca en la censura de la corrección política que está convirtiendo la UE en un superestado totalitario. Ni es la primera ni desde luego será la última. Pero esta vez la cosa ha creado una gigantesca alarma, una grandísima preocupación en la poblacion europea. Nada menos que 600.000 emails de protesta en tres días para defender la libertad en la red y en los medios. Ya querría cualquier partido político, cualquier asociación o movimiento, tener la mitad de esta capacidad de movilización.

¿Por qué esta protesta masiva? ¿Algo está cambiando? ¿Finalmente la gente empieza a despertar y a rechazar las tonterías de género, la tiranía feminista, la gilimierdez de quienes pretenden imponer la igualdad a la fuerza?

Lamentablemente no es así. Por desgracia no es oro todo lo que reluce y esto menos aún. Pues lo que ha provocado la reacción ha sido el rumor, fruto de una elección infeliz de palabras, de que se quería prohibir la difusión de pornografía en internet. Esto es lo que ha hecho saltar del sillón a seiscientas mil personas en tres días para defender la libertad en la red. Lamento que el enlace esté en italiano:


Los europeos han dejado aquí bien claro de qué pasta están hechos, han demostrado que son capaces de indignarse y protestar masivamente cuando cuestiones realmente importantes están en juego.

No por la corrupciòn y el mangoneo de los políticos, no porque el Parlamento Europeo esté en manos de lobbies y traidores que trabajan contra los europeos, no por la casta de sanguijuelas que nos chupan la sangre y nos ahogan cada vez más. No por otros mil motivos que merecerían que la gente saliese a la calle a romperlo todo. En particular para los hombres –esta entrada va sobre todo por ellos- no porque las leyes, los medios y la  justicia los traten como si fueran basura.

Ninguno de los abusos o de las aberraciones que vemos cada día parece merecer una tal avalancha de protestas, inmediata, masiva. Pero el miedo a que quiten los vídeos guarros de internet… eso sí que es capaz de movilizar a la gente.

Esta es la sociedad de los individuos emancipados, de la participación ciudadana, la sociedad del consumo y la felicidad, el mejor de los mundos posibles según sus obtusos defensores. La Europa de los pajilleros delante de un ordenador.

¿Puede sorprender a alguien, estando así las cosas, que los políticos, los bancos, los especuladores, los burócratas, los sinvergüenzas, los delincuentes de todo tipo, nos den por el culo constantemente? Bien saben que nos pueden sodomizar impunemente sin que nos rebelemos. Basta con saber lo que de verdad indigna a la gente. Eso ni tocarlo.

Concluyendo ya, si algún lector considera que el lenguaje y los conceptos de esta entrada no son demasiado sutiles, lo comprendo. Por otra parte, es la mejor manera que se me ocurre para tratar esta noticia.

Saludos del Oso.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo cual demuestra el bajo calado de las exigencias del "ciudadano europeo". La degradación del orden de valores, la supremacia de lo superfluo, la ramplonería de los que se contentan con el papel tristes voyeurs.

Vivimos en un mundillo de onaanistas mentales y físicos, gente acobardada que se refugia en sus propios infantilesmos para no querer ver una realidad social que incide en sus vidas y las determina constantemente. Es, una vez más, la actitud del avestruz. Puro escapismo.

Todo parece resumirse a la opción de poder mover el verduguillo con la imágen de una guarra delante de los ojos.

¿Alguien se imagina la que se podría organizar si se intentase suprimir (aunque solo fuera unas semanas), los partidos de futbol por TV?.

Saludos. LEG

Anónimo dijo...

Esta es la viva imagen de una Europa decadente cuyos valores son patéticos.

DΛOR dijo...

Gran denuncia la que haces, Max, en la que se muestra claramente los signos de la decadencia europea y del hombre europeo en general.

Anónimo dijo...

Cuando creo que ya nada puede sorprenderme, el populacho me demuestra que siempre se puede caer más bajo: para esto habrían tenido más dignidad en mantener su pasotismo habitual, en vez de esta defensa de algo tan grotesco. Precisamente la pornografía es algo que debería prohibirse o al menos marginarse en una sociedad como Dios manda, pues no está cubierta por la libertad de expresión: ¿o acaso un vídeo de una guarra expresa alguna idea política, religiosa, filosófica, etc? Me repatea la gentuza que mancha la noble idea de la libertad con semejantes inmoralidades animaloides.

Un cordial saludo,

Aryan

Fausto1880 dijo...

Siempre igual. Cuando uno consigue avanzar un poco en la Verdad, escalar otra cima, se encuentra en lo alto con un obispo que llevaba siglos esperándonos.

A.J dijo...

EL diarío más leído en España es Marca.
Los libros más vendidos son best sellers de sadomasoquismo para zorras.

Los programas de telebasura los más vistos y la gente se rebela por no poder ver pornografía en la red...

Como cerdos satisfechos revolcándose en sus propias heces.

Pan, circo y pajas...
Así ha sido siempre la idiosincrasia de la masa, al menos en los últmos 60 años y en toda fase decadente de cualquier imperio o civilización.