sábado, 20 de noviembre de 2010

LA PERSECUCIÓN CONTRA EL VALLE DE LOS CAÍDOS

Hoy es 20 de Noviembre y me parece oportuno hablar brevemente de este tema, denunciar la persecución contra el Valle de los Caídos que empezó hace ya un cierto tiempo y últimamente se ha recrudecido. En este enlace uno de los monjes del Valle describe las recientes etapas de la campaña de acoso y derribo contra este monumento: "restauraciones" cuyo objetivo es provocar daños, pretextos de todo tipo para impedir el acceso a visitantes y a los mismos fieles que van a asistir a las misas...


A día de hoy es prácticamente imposible visitar el monumento y poco le falta para que lo cierren totalmente y expulsen a los monjes, que es el fin último que se ha propuesto el Gobierno, en su odio visceral hacia los símbolos del franquismo, su deseo iconoclasta de extirparlos de nuestro país, como si ese período histórico jamás hubiese existido. Porque lo que les gustaría de verdad es borrarlo de la Historia de España, volver con una máquina del tiempo al 1936 y ganar la Guerra Civil.

Naturalmente no existe la máquina del tiempo y si existiera, como son unos mierdas perderían otra vez la guerra. Entonces lo único que pueden hacer es cubrir de fango el precedente régimen y demonizarlo. Hay que decir que en esto les ha salido un poco el tiro por la culata porque, si efectivamente han reavivado un interés por ese período de nuestra historia, en general no han conseguido que su propaganda sea la única voz: las obras de autores como Pío Moa, César Vidal y otros que no comulgan con sus ideas están teniendo bastante éxito, lo cual les provoca continuos ataques de bilis.

Pero si bien no consiguen cerrar la boca a sus oponentes como les gustaría, pueden -deben- cerrar la boca al precedente régimen no dejándole hablar a través de su legado. No pueden por razones obvias demolir los pantanos, ni el sistema de seguridad social, ni las bases de infraestructura industrial que nos dejó el Caudillo; y por lo demás estas son obras "neutras", técnicas y en constante evolución. Es fácil ocultar u olvidar su origen. Pero los símbolos tienen un contenido simbólico por simple ley de Perogrullo, a través de ellos la España que los hizo nos habla con el lenguaje mudo de la piedra, y esto es lo que quieren acallar, con una campaña que tuvo su comienzo en la Ley de Memoria Histórica y cuya conclusión lógica está en el cierre y la destrución del Valle de los Caídos.

Ya alguno ha propuesto dinamitar el Valle. Quizás no se atreverán inmediatamente, pero sería suficiente la expulsión de los monjes, el cierre, la paulatina degradación por incuria o "restauraciones" y finalmente cuando esté en estado semirruinoso la dinamita. Probablemente tengan todo ello programado.

Destrucción iconoclasta de símbolos del pasado. Voladura de los budas gigantescos de piedra de Afganistán por los talibanes. Voladura de la Cruz y la basílica del Valle, especialmente de esas dos tumbas cuya presencia provoca retortijones y estallidos de hiel a nuestros talibanes. La piedra permanece en el tiempo, dura mucho más que las palabras y por ello debe ser dinamitada si no dice lo que los talibanes desean.

De frente a el Valle, uno puede adoptar la posición que haya elegido, uno puede rechazarlo junto a la España que lo construyó, pero lo que no puede negarse es que este monumento es muy sugestivo, habla...de frente a él, entrando en la basílica, contemplando las esculturas, basta saber escuchar para sentir lo que el franquismo quiso decir y la idea a la que quiso dar forma.

Por lo menos es lo que servidor sintió en su primera y hasta ahora única visita hace un par de años, temo que la última en mucho tiempo. No pude subir a la Cruz por unas "obras" que ahora se me antojan sospechosas. Aclararé que no he ido nunca a las conmemoraciones del 20-N ni he conocido el franquismo por haber nacido poco antes de la muerte del Caudillo, no puedo decir que comparta la mayor parte de sus ideales ni que sea un modelo para mí, tenía virtudes y defectos, aspectos positivos y negativos...personalmente es probable que lo hubiese encontrado sofocante, pero hay que reconocer en esa España una grandeza y dignidad que es aplastante si la comparamos con el nivel al cual hemos caído hoy en día.

Quizá por ello quieren hacer callar a la piedra, porque su lenguaje nos permite apreciar y medir  distancias, diferencias entre la España que una vez fue y el nivel del fango y de las cloacas al que nos han llevado. Está en la lógica de las cosas que los habitantes del fango y las cloacas odien alzar la vista y ver una enorme cruz de piedra levantada hacia el cielo.

2 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

No sé que es peor, si las intenciones de los izquierdistas de volar el Valle de los Caídos (dicen que la Cruz, pero no me lo creo) o la de los maricones de montar allí una cabalgata, como han dicho alguna vez.
Son provocaciones abiertas que algún día les va a hacer que acaben mal.

Oso Solitario dijo...

No había oído lo de la cabalgata de maricones pero no me extrañaría un pelo. Esta gente provoca continua y cobardemente para aparecer como víctimas si sucede algo. Ralea despreciable de lloricas y oprimidos profesionales.