viernes, 4 de octubre de 2013

LA LENGUA Y LA IDENTIDAD



Después de un largo descanso el Oso vuelve.

Entre las noticias recientes lo mas destacado es lo que está sucediendo en Grecia con la guerra sucia de la partidocracia contra el partido patriótico Amanecer Dorado. Procesos políticos, purgas en las fuerzas del orden, alianza de los falsos adversarios políticos para intentar ilegalizar y destruir el único partido que es realmente antisistema. Valdrá la pena seguir atentamente esta cuestión.

Este verano lo más notable ha sido la escalada de amenazas contra Siria y la descarada intención por parte de Obama de atacar a ese país. El presidente americano, a quien, recordemos, le dieron el devaluado premio Nobel de la Paz por ser negro, estaba preocupado porque las tropas de Assad empezaban a ganar la partida contra los rebeldes, los terroristas y los mercenarios apoyados por Occidente. La intención era darle la vuelta al resultado de la guerra con una alfombra de bombas, como hicieron en Libia para derrocar a Gadafi y vendiendo también esta vez a la opinión pública la habitual basura sobre la intervención humanitaria.

Afortunadamente la agresión anglosionista – pues detrás están siempre ellos, aunque naturalmente jamás en primer plano - no se ha consumado por ahora. Evidentemente una fuerte oposición dentro y fuera de EEUU, y sobre todo los rusos le han parado los pies al moreno Nobel de la Guerra. Es una buena señal para el futuro que alguien le plante cara al Nuevo Orden Mundial, visto el absoluto servilismo de Europa y su estado de supeditación militar a los intereses americanos.

Por no hablar de la colonización cultural y espiritual, y sin olvidar el secuestro de la política por la partidocracia, al servicio no de sus ciudadanos sino de una serie de centrales de poder internacionales, militares, financieras y culturales cuyo centro de gravedad está en el mundo angloamericano.

Tema este que tiene por tanto muchos niveles y aspectos en este tema. Uno de estos, el que aquí nos interesa, es la colonización cultural. Que difunde sistemáticamente una visión totalmente materialista en todos los ámbitos, una concepción del mundo y del hombre como economía. Y una ideología precisa, la de la corrección política, apoyándose en un entramado de grupos del presión y organizaciones dedicadas a la ingeniería social, que en este blog a menudo he llamado las lobbies de la degradación, responsables del lavado de cerebro masivo y continuo de la población.

No siempre se reconoce la importancia que tiene la guerra cultural. A una primera mirada puede parecer que lo relevante, lo que cuenta en realidad, es sólo el poder y el dinero, los que mueven el mundo. Y esto es cierto al nivel de la política concreta y de la acción práctica. Sin embargo la visión del mundo de las personas, sus criterios, sus formas de valorar y de percibir la realidad, dependen de lo que tengan dentro de la cabeza. Y lo que las personas tienen en la cabeza depende del resultado de la guerra cultural.

Aquí está la importancia que tiene la cultura, porque se trata del caldo de cultivo de la mente y las ideas. La acción del poder cultural es más lenta, menos visible, se desarrolla a otra escala y a otro nivel respecto a la lucha política; que es ciertamente indispensable - iluso es quien piensa cambiar el mundo sólo con la cultura - pero el combate político actúa en un medio, sobre un material humano, al que la lucha cultural le ha dado forma.

Herramienta fundamental para esto es el idioma, la lengua propia, que lleva incorporada, en cierto sentido, una visión del mundo. Nunca una lengua es completamente traducible a otra, ni siquiera cuando son tan parecidas, por ejemplo, como el italiano y el español. Siempre hay algún matiz que no se puede transmitir completamente, alguna expresión cuya traducción es engorrosa, algo que se expresa mejor en un idioma que en el otro. Si se trata de lenguas más lejanas se nota cómo se piensa de manera algo distinta, y si ya vamos a lenguas no indoeuropeas como el japonés, entonces es como si hubiera que cambiar el chip cada vez que se pasa de un idioma al otro.

Comento todo esto es subrayar la importancia de la lengua nativa en la formación de la persona, y su papel en cualquier sentimiento de identidad. Se trata por tanto de una pieza clave en la partida de la hegemonía cultural.

Pasa por la defensa y conocimiento correcto del propio idioma cualquier resistencia contra el nefasto proyecto de destrucción de las identidades actualmente en vía de implantación. Proyecto que existe realmente, llevado a cabo por fuerzas que trabajan para llegar a la homologación universal y la reducción de los territorios a unidades administrativas, casillas en el juego de monopoly del mercado global.

Viceversa, los poderes que  persiguen estos objetivos desean que las lenguas nativas de los distintos pueblos se debiliten; a favor de una lengua universal, la lengua del sistema que es el inglés, preferiblemente el inglés cosmopolita práctico y comercial. La intención es implantarla en la mayor medida posible como como lengua materna, en perjuicio de las lenguas propias de cada pueblo. Esto, unido a la degradación de la enseñanza que descuida o directamente denigra de las tradiciones, la historia y la cultura propias, para enseñar una amorfa educación neutra, pretende crear ciudadanos del mundo que tengan todas las identidades, y por tanto, ninguna en realidad.

Generalmente los países y las clases sociales en que el inglés esta más difundido son los más receptivos a la penetración de la ideología que desde su centro de gravedad en el mundo angloamericano aspira a imponerse a nivel global. Tales naciones, y las clases superiores en general, a menudo son las más avanzadas en el camino de degradación social e individual que es parte inseparable del proyecto mundialista

Vemos entonces, y volviendo al tema del artículo, que existe una relación entre la difusión masiva del inglés, como idioma en pie de igualdad con la lengua propia, y el proyecto de diluir las identidades y erradicar el apego a la propia cultura.

En este proyecto se encuadra también la degradación de la misma lengua materna y su empobrecimiento, por ejemplo con el lenguaje para semideficientes de la corrección política, y también la degeneración de la enseñanza, que cada vez más apunta a formar ciudadanos sin raíces y a impedir que el ser humano crezca con peligrosas ideas de pertenencia, identificación con una tradición y una historia.

Este es el significado y la razón verdadera de la obsesión por introducir el inglés hasta en la sopa, a edades cada vez más tempranas y por todas partes. Algo que seguramente quienes tengan hijos en edad escolar habrán obervado, esta manía por aumentar cada vez más horas de clase de lengua inglesa, y tambien por impartir lecciones de varias otras materias en inglés. Todo en un contexto en que se aprende cada vez peor y se descuida el español.

No se trata de demonizar el inglés ni el mundo anglosajón en sí mismos. Es una lengua respetable como cualquier otra; pero es un hecho que es la lengua de la tiranía mundialista en construcción. Baste por ejemplo pensar en el sistema de espionaje Echelon, al cual participan los países angloparlantes, sistema que utilizan también para obtener ventajas comerciales y económicas, perjudicando a los que llaman países “aliados” que son en realidad países súbditos.

Tampoco es que americanos o ingleses sean los “malos” o especialmente negativos por sí mismos; es que la mentalidad mundialista y el poder mundialista, que no son estrictamente americanos ni ingleses, han crecido, se han afianzado y han dado sus frutos envenenados en esos países. Existe probablemente una América no mundialista, como una Inglaterra donde viven fuerzas sanas, pero ciertamente no es la basura que exportan al resto del mundo, que en realidad es la ideología promovida por los mercantes del dinero, el arma cultural para llegar al dominio del mundo; pues tal es su aspiración, cada vez menos velada.

No se trata de rechazar la lengua inglesa. Seguramente es un instrumento útil y necesario para comunicar, una lengua franca que en muchos ambientes de trabajo es necesaria, que es conveniente dominar al menos a un nivel medio, especialmente hoy, cuando el enemigo es global, una situación que exige por parte de quienes nos oponemos a él unidad de esfuerzo y colaboración, y por tanto poder comunicarse.

Pero el inglés debe ser eso, un instrumento y una herramienta. No una lengua nativa, y en particular no debemos permitir que se convierta en la lengua madre de nuestros hijos. Primero la lengua propia, la propia historia y cultura; las auténticas, nos la miserables caricaturas lisiadas que las reformas educativas, la corrección política y sus descerebrados nos quieren imponer. Después viene lo demás.

Es seguramente bueno hablar varios idiomas, y plantearse el aprender además del propio, alguna otra lengua europea, que también puede ser el inglés, porqué no. Como he apuntado hay que construir o recuperar una identidad europea, en una situación en que el mismo futuro de Europa está amenazado.

Terminando ya, para los padres que tengan hijos dotados para los idiomas o con el gusto por el estudio, no estaría de más al menos una formación básica en lenguas clásicas europeas, latín o griego. Algo que no puede ser más inútil desde el punto de vista de los actuales criterios. Pero ya hemos comentado la intención de fondo y los objetivos ocultos detrás de esos criterios.

No se va a utilizar una lengua clásica en la vida cotidiana ni por supuesto servirá para nada a la hora de buscar trabajo; pero sí nos ayudará a pensar, a construir una barrera mental de resistencia interior y a ser menos vulnerables a esa máquina estampadora que fabrica en serie los ciudadanos del mundo. Precisamente por eso las lenguas clásicas ya no existen en la escuela actual y por eso se ha insistido tanto en su eliminación de los programas escolásticos.

Saludos del Oso.

14 comentarios:

Aryan dijo...

Hombre, Oso, cuánto tiempo. Felicidades por tu vuelta, aunque visto tu artículo parece ser que tengo “trabajo”:

-Lo de AD tiene 2 caras: por un lado es cierto que resulta tremendamente hipócrita que se investigue exhaustivamente solo a un grupo mientras que los demás tampoco es que tengan las manos muy limpias... pero por otra también es verdad que lo de AD era algo que se veía venir: mientras otros partidos “afines” de otros países tratan de disociarse del neofascismo digan lo que digan los massmedia, y aún los pocos nazis decentes que hay tratan de dejar clara su repulsa por los skinoides (ej: Varela), AD es evidentemente neonazi y acepta alegremente a skins, incluyendo a matones de barrio condenados por delitos COMUNES (no políticos como en el caso de Varela). ¿A quién le puede extrañar que semejante caterva tuviera a un “führer” con secretos más turbios que Röhm, el maricón que se encamaba con los cadetes de las SA? A mí Michaloliakos siempre me recordó al Cojo de Puteros2000, tanto en aspecto como especialmente en actitud. Por tanto, creo que una persona honrada que no caiga en el más ciego de los sectarismos debería ser prudente a la hora de defender a los elementos de AD.

-Lo de Siria es mucho más complejo: por un lado, en realidad Obama ha sido bastante menos agresivo de lo esperado (lo cual no me extraña después de que lo de Libia acabase con la embajada americana asaltada por una horda de orcos que violaron y asesinaron al embajador, lo cual en otros tiempos hubiera costado una respuesta contundente de verdad: entiéndase una bomba como Dios manda), provocando una cierta frustración entre los grupos más radicales partidarios de un belicismo ciego. Lo cierto es que los rebeldes sirios son basura, una caterva de fundamentalistas islámicos que practican el canibalismo y profanan iglesias cristianas, pero el problema es que con Rusia detrás moviendo los hilos de Al-Assad uno no puede simplemente dejarlo como está. ¿Solución? Darle un par de “hostias” simbólicas a Al-Assad para dejarle claro que solo puede ser un dictador domesticado y luego dejarle libre para que se cargue a los rebeldes a cambio de un jugoso contrato petrolífero y geopolítico con Occidente.

-El NOM no es exclusivamente “anglosionista” (sic): el NOM es mundialista, y lo cierto es que China, Irán o Rusia no son precisamente atlantistas y sin embargo tienen sus propios modelos e ideas para el NOM, que no es otra cosa que un totalitarismo global bajo la égida del Anticristo que se sentará en el Templo de Jerusalén (hoy en día una mezquita) como desafío a Nuestro Señor Jesucristo, Único y Verdadero Dios. Esto de los bloques me recuerda al mapamundi de Orwell, con Oceanía, Eurasia y Estasia en guerra perpetua mientras todos eran la misma mierda infernal con distinto nombre. Reducir el NOM a un solo bloque es hacer de tontos útiles para sus arquitectos: lo importante no son las máscaras, sino el demonio detrás de ellas.

-Cierto, la guerra cultural ha sido nocivamente ignorantes por las postreras élites genuinas de Occidente, teniendo como resultado el triunfo del marxismo cultural. Durante el verano escribí un artículo en el que trato esto, aunque como buen sacerdote me centro en los mecanismos psíquico-esotéricos que lo desencadenaron: http://milrazonesparacreer.blogspot.com.es/2013/08/dead-poets-society-y-el-triunfo-del.html

...

Aryan dijo...

-Respecto a la importancia psíquica de la lengua concuerdo totalmente, jamás estuve de acuerdo con la idea de que la poliglotía forzosa de orientación anglófona sea conditio sine qua non para ser considerado “culto” (cuando en no pocos sujetos únicamente puede capacitarlos para decir gilipolleces en varios idiomas): la imposición estatista del bilingüismo me parece una agresión ilegítima tanto a la libertad individual de los nacionales como a su propiedad privada (la lengua). También yo señalaría la plebeyización de la lengua en Occidente, y particularmente en España, como una muestra de degeneración: no hay más que oír hablar al gañán de bareto promedio y compararlo con la sencillez elegante de la generación de la GCE. Y es que como bien decía Tolkien: "todavía suele oírse un modo de hablar semejante entre gente de mentalidad no muy distinta de la de los Orcos, monótono y repetitivo de odio y desprecio, demasiado alejado del bien como para retener siquiera fuerza verbal, salvo para los oídos de aquellos a los que sólo lo sórdido resulta vigoroso" Esta es una descripción precisa del registro típico barriobajero. Un ejemplo que ilustra la quintaesencia de la importancia del idioma es el de los indios piraha, que son incapaces de aprender las matemáticas más elementales en virtud de la carencia de numerales en su idioma, así como del concepto de contar.

-Respecto a las buenas gentes de EEUU e Inglaterra, pues en el primer caso no debemos olvidar que el Old South tiene no poca influencia española (ej: muchos topónimos como Texas), de hecho en el Museo de Virginia se conmemora la colaboración de tropas del I. Español con los libertArios confederados: allí tienen más estima ante una visita “spaniard” (término que refiere específicamente a los españoles de España, distinguiéndolos de los panchitos de habla hispana), que de un “yank” (un norteño unionista). El Tea Party representa una muestra de cómo un libertarismo blanco es posible. Respecto a Inglaterra, pues ahí tenemos al BNP, digno paralelo del FPÖ del difundo Häider, que a diferencia del Michaloliakos sí me parece un gentilhombre aunque no comparta todas sus ideas.

-Muy de acuerdo en lo del estudio de las lenguas clásicas por parte de aquellos aptos e interesados en ello: a mí por ej me encantaría poder leer la Vulgata o la Septuaginta en su idioma original, igual el hebreo bíblico es de mi interés para el AT: de hecho en esoterismo las Palabras de Poder así como los Sellos requieren un cierto uso, aunque sea puntual de lenguas arcanas como estas.

Recibe un cordial saludo,

VIVA CRISTO REY

Alex Vázquez dijo...


Hola Oso y enhorabuena por tu blog el cual llevo siguiendo desde este verano,

Estoy de acuerdo con la defensa que haces de la identidad lingüistica, de hecho se trata de un objetivo más a batir por parte del mundialismo, como todo aquello que otorga identidad como la familia, la patria, el sexo, la tradición, la religión, etc, todo ello está sistemáticamente siendo atacado.

El problema no es aprender inglés, alemán, francés, chino, o cualquier otro idioma, al revés, aprender otros idiomas enriquece siempre y cuando ello sirve como soporte para comprender otras culturas y mentalidades y no como un mero medio de intercambio comercial o turístico, el problema es cuando uno deja de hablar correctamente su idioma materno y desprecia su tradición que es lo que está ocurriendo entre nosotros.

Una lengua no deja de ser el reflejo de la forma de pensar de un pueblo o de una raza, por eso no hay que menospreciar la importancia de hablar bien y los peligros de hablar mal. De hecho en la famosa distopía de Orwell ya se señalaba que la neolengua suponía una reducción del lenguaje y, por tanto, una reducción del pensamiento; no hay más que ver como se expresa gran cantidad de gente joven de hoy día, especialmente por los móviles o por las redes sociales para poder constatar el certificado de defunción de una lengua y de una cultura.

También encuentro importante lo que señalas al respecto de las lenguas clásicas como el latín y el griego, que poco a poco van cayendo en desuso como "lenguas muertas", algo muy acorde con la mentalidad pragmatista y economicista de hoy día, pero lo cierto es que todas las grandes civilizaciones tradicionales han contado con sus lenguas sagradas e inmutables para expresar las verdades de orden superior, como el sánscrito para los hindúes o el árabe para los musulmanes, dejando las lenguas vulgares como su propio nombre indica para el uso vulgar y contingente del día a día.

Nosotros en Europa hemos tenido lo más parecido a una lengua sagrada en el latín, durante el Imperio Romano, la Edad Media y principios de la Edad Moderna, pero eso se ha ido abandonando como consecuencia de la labor secularizadora del NOM, lo que tenemos en su lugar es una lingua franca, una lengua comercial secular internacional que es el inglés.

El NOM está tan interesado en que los niños aprendan inglés como en que se consideren "ciudadanos del mundo", que amen el multiculturalismo, o que piensen que el "género" es una construcción cultural, puede ser enriquecedor aprender una lengua pero no con los objetivos que el NOM pretende implantar.

Para terminar, concuerdo con Aryan en que el NOM no es exclusivamente anglosionista, sino que es internacionalista, pero si que es verdad que se ha utilizado a estos países ( Inglaterra, USA, Israel), como plataforma principal para implementarse, pero también se ha valido de otros países como Alemania, Francia o Rusia, que han sido importantes focos revolucionarios antitradicionales, ( Protestantismo, Iluminados de Baviera,Marxismo, Rev francesa, Rev rusa, etc).

No obstante la huella "anglosajona" es la más visible hoy día, con el inglés como lengua mundial, el fútbol como deporte mundial, la new age como religión mundial, la democracia parlamentaria como modelo político mundial, el pragmatismo economicista como "filosofía" de vida,etc no obstante sería un error interpretar el NOM como un producto de los pueblos anglosajones o de la mentalidad anglosajona, creo que detrás de él, existen unas fuerzas que no pueden considerarse como de ninguna raza o pueblo en concreto, y estas fuerzas pueden manipular las mentalidades y los pueblos mas diversos en su propio beneficio, por ello no tenemos que dejarnos llevar por las apariencias exteriores, que son meramente contingentes y ver lo que hay de más profundo en todo esto.

un saludo

Aryan dijo...

Alex, de lo que has dicho, quisiera señalar el curioso caso del mundo musulmán, en el que el árabe clásico es a la vez lingua sacra y lingua franca: obviamente eso solo es posible por el énfasis en el estudio y la memorización del Corán, lo cual solo es posible con una casta sacerdotal fuerte capaz de cumplir su cometido (algo de lo que el auge materialista ha despojado a Occidente), que es mantener la salud espiritual y la educación moral del pueblo al que pertenecen, una función de tal importancia que cuando falla todas las demás castas degeneran como fichas de dominó: los guerreros se transforman en tiranos, los mercaderes en estafadores, los trabajadores en robolucionarios. Y es que, un hombre puede sobrevivir meses sin comida, días sin agua, horas sin calor y apenas minutos sin aire, y la casta sacerdotal es la que comunica el Hálito de Dios con los moradores terrenales. Es por esto que a pesar de no ser tan heroica como los guerreros, o tan polivalente como los mercaderes, o tan esforzada como los trabajadores, es la más importante, la quintaesencia del Orden Divino... al menos mientras se mantiene pura y no permite que el Mal la corrompa: la supremacía sacerdotal, es, como el aire, muy sutil pero muy necesaria para la buena marcha de un pueblo.

Respecto a lo que me dices sobre el NOM, claro que se ha utilizado a esos países, pero lo cierto es que si comparas el Occidente del siglo XIX, por poner un ejemplo reciente con el actual podrás ver como hoy en día cada vez hay menos diferencia con los bárbaros del mundo: en 1917 se cargaron la herencia tradicional de Rusia y purgaron a lo mejor de ese pueblo, dejando un remanente de mafiosos y tiranos que se ven a sí mismos como la cabeza (junto con China) de lo que el genio militar Napoleón definió como el Oriente arquetípico, siervo del Dragón y eterno enemigo del Occidente representado por el arquetipo del Paladín, reflejo terrenal de Micael príncipe de los ángeles de Cristo, Único y Verdadero Rey y Dios. Lo cierto es que, aunque su auge actual esté en otros países, 3 de los 4 Jinetes de la Modernidad (Darwin, el único inglés atacó el área del Génesis, Nietzsche atacó el área del Pneuma, Freud el de la Psique y Marx el de la Política) fueron pensadores alemanes, he aquí la paradoja de que un pueblo prolífico como el germano ha dado lo mejor (Bach, Beethoven, Mozart...) y lo peor de la cultura histórica conocida (postdiluviana). En esencia, todos los ideólogos nefastos posteriores a esos Cuatro son herederos en mayor o menor medida, salvando las particulares alteraciones y mezclas de cada uno de las doctrinas combinadas de estos, diferencias irrelevantes en comparación con las similitudes, especialmente cuanto más sutil es el rango de análisis. Israel, tal como existe actualmente no es un país real, es una base militar atlantista que no por ser necesaria a un nivel geopolítico deja de ser un experimento de ingsoc aberrante, sostenido económicamente gracias a las donaciones occidentales y que oprime a su propio pueblo (dejando a un lado que los “judíos” actuales no tienen nada que ver con los hebreos bíblicos, siendo racialmente jázaros centroeuropeos en un 90% y espiritualmente talmúdico-fariseos de herencia edomita-babilónica, no verdaderos mosaicos), en barbaridades como que los estudiosos de la Torá sean una minoría pobre en conflicto con el estado, o que la conscripción forzosa (nacida de la R. Francesa por la cual el derecho a las armas de la casta guerrera se convierte en un deber general, con la injusticia y el desequilibrio que eso conlleva) no solo secuestre militarmente a los hombres sino también a las mujeres, que por su naturaleza están destinadas por Dios al cuidado del hogar y a oficios suaves relacionados con el servicio como secretarias o enfermeras: no hay palabras para describir la aberración satánica que supone esto.
...

Aryan dijo...

Efectivamente, la hegemonía anglosajona (en Occidente, porque en otras partes del mundo es la china, o la rusa, o la árabe) es meramente circunstancial, la prueba es como Londres ya tiene mayoría ethnic y ciudades de USA como Detroit han sido convertidas en estercoleros, esto no tendría sentido si los anglosajones fueran los responsables del NOM, solo son títeres manipulados, como el resto de los pueblos, pero como los ideólogos del comunismo vieron que las condiciones para el triunfo de una robolución armada eran imposibles en Occidente se inventaron el marxismo cultural para envenenarlo desde dentro, poco a poco. No obstante, debo señalar algunos errores en tu exposición, y es que actualmente hay una neolengua por la cual se usan términos prestigiosos que no se corresponden con la realidad, así se habla de “democracia” cuando realmente lo que tenemos es una criptotiranía oclocrática: el sufragio universal fue una calamidad causada por la confusión entre el Demos (pueblo de hombres libres con capacidad de pensar por sí mismos) y el Oclos (masa sin inteligencia ni interés por adquirirla, por tanto apta para ser esclavizada sin darse cuenta). De hecho si ves la idea de los Padres Fundadores de EEUU tenía este concepto cuando escribió su constitución, de hecho la muerte de Hamilton en el duelo con Burr fue preparada ya que el primero era un agente criptosatánico que intentó sabotear el buen gobierno de Jefferson, por desgracia esto solo retrasó unos años la inevitable decadencia del pueblo americano (capitalismo y monetarismo no es lo mismo, aunque mucha gente los confunda). En realidad el protestantismo surge como reacción un catolicismo tremendamente corrupto (los Borgia son un ejemplo de lo que hablo), de hecho en realidad, si exceptuamos la estructura centralizada (compartida por el anglicanismo, que sustituye el papado por la corona) y la lealtad a Roma, su teología es relativamente similar en cuanto exotérica: los primeros cristianos, para los que la Iglesia conservaba su significado genuino de Asamblea, y no un templo hecho por mano de hombre, eran un grupo mistérico altamente ascético que se vió traicionado por el pacto con Constantino en el AD 325, cuando los niceos, dirigidos por sujetos tan siniestros como Agustín de Hipona (que llegó a manipular partes de la Escritura reproducidas luego por los protestantes), decretaron que todo el que no se sometiera al centralismo imperial criptopagano era “hereje”, siendo el primer asesinado un español, Prisciliano de Ávila que ideó el monacato cenobita posteriormente plagiado por sus asesinos. De acuerdo en lo demás.

Un saludo

Anónimo dijo...

En realidad el inglés es una lengua que ya empezó a introducirse de forma masiva a partir de los años 90, especialmente como requerimiento de cara al mercado laboral, esos fueron los inicios en el proceso globalizador, en aquella época ya se percibía una especie de imposición, como un requisito indispensable. Obviamente hoy en día el proceso se ha acentuado, el texto de la entrada lo indica claramente, aumentan las horas de inglés en la enseñanza e incluso se intenta que algunas asignaturas se impartan en esta lengua, esto es más que significativo y al mismo tiempo algo que obviamente se debe repudiar. No se puede consentir que el NOM bajo criterios partidistas y dogmáticos continúe su imposición en todos los órdenes, el desastre que está causando a nivel planetario cada vez es más desastroso e insostenible.
Coincido en que el NOM no tiene orígenes específicos en el mundo angloamericano, pero sí que es donde tiene más peso, desde donde se dirige, por lo que respecta a occidente es pavoroso y vergonzoso el control que ejerze el NOM.

Aryan dijo...

Anónimo, creo que lo primero que habrían que definir es que entiende cada uno por NOM: para mí, es la Dictadura Mundial del Anticristo, de la que el marxismo cultural es solo el agente que, al destruir la cultura Occidental permite que la Robolución triunfe, si en los ex-URSS o en China no hay marxismo cultural es porque no fue necesario implantarlo dado que sus culturas fueron incapaces de impedir la Robolución inmediata: Lenin mismo dijo que las condiciones de 1917 era irrepetibles... a no ser que se provocasen deliberadamente a largo plazo. ¿Que en Rusia no toleran a los maricones? ¡Y en Morolandia tampoco, de hecho los lapidan o los cuelgan! El error de muchos supuestos "patriotas" de ver en Rusia una especie de nación-mesías de la raza blanca es un espejismo contraproducente, porque es como decir "INVADIDNOS". Rusia no quiere saber nada de los blancos Occidentales, se preocupa más bien de un pan-eslavismo, y me parece lógico que sea así, ¿quién sino un necio inmaduro pensaría en exigir al vecino que le saque las castañas del fuego? Hemos de resolver nuestros propios problemas, o perecer, todo lo demás son delirios sin fundamento. Explico esto porque si para los neofascistas el NOM es solo la dictadura mundial "sionista" u "atlantista", pues es lógico que bajo su prisma lo vean todo sesgado e ignoren el peligro de los otros bloques internacionales... no obstante, todavía estoy esperando a que me argumenten de forma solvente por qué una dictadura mundial "judía" es el NOM, y una de su cuerda no lo es, porque si su sectarismo les impide pensar con coherencia, no me extraña que nadie les haga ni puto caso salvando 4 adolescentes rapados adictos a la coca... Un poquito de autocrítica y objetividad no le hace mal a nadie, y si mucho bien tanto a él como a aquellos bajo su égida.
Saludos



Anónimo dijo...

Para mí el NOM es lo que entendemos en este blog, lo que se ha venido publicando en numerosas entradas, la subversión del orden natural en todos los órdenes, no solo en el económico, también como es obvio en el social, cultural, etc...Gran parte de ello forma parte del llamado marxismo cultural, cuyo objetivo es inocular valores contranatura en la sociedad, el pensamiento único que desembocará en un gobierno único mundial. Usted le llama dictadura del anticristo, otros le llaman la era luciferina, pero lo que sí es cierto es que es una dictadura.
No estoy de acuerdo con afirmar que hay falta de coherencia cuando alguien no piensa como usted, le está usted haciendo un favor a los que piensan que el cristianismo es una religión mesiánica que nació en el seno del judaísmo, una religión con raíces judías, por ese mismo la rechazan.

Aryan dijo...

Entiendo, y respeto la perspectiva del autor del blog, que expone la suya como yo expondría la mía si abriera uno. Pero por como lo dice pareciera como si ud se limitara a seguir la corriente que marca el autor, bien sea porque no tiene ideas propias bien por un equivocado concepto de cortesía (a mí me parece más cortés ser honrado y fomentar el debate y el intercambio de ideas antes que fingir e imitar para generar un pseudo-monólogo: ¿qué debate puede haber entre un ideólogo y un público que se limita a darle la razón de forma acrítica, solo porque es el ideólogo de la conferencia? Yo me sentiría ofendido si hicieran tal cosa conmigo, y honrado si hallara un oponente digno). Estoy bastante de acuerdo con su descripción del NOM, que en realidad no contradice la mía.
En cuanto a su segundo párrafo, o no me ha leído bien o está manipulando mis palabras adrede: yo no he dicho eso, de hecho si ud me lee en Serk por ej verá que he debatido caballerosamente un neofascista (o tercerposicionista como se llaman ahora) de forma educada y hasta amigable, cosa que no puedo decir que “camaradas” de los que esta misma persona no se sentía nada orgullosa hayan hecho conmigo. Parece ud confundir firmeza en las ideas con atacar gratuitamente al contrario. Bueno, es que el cristianismo sí es una religión mesiánica (aunque para mí esto no es algo negativo y dudo mucho que entendamos lo mismo por esta palabra), respecto al “judaísmo”, mire ud, ese término es un cajón de sastre en el que se han metido cosas que no solo eran diferentes sino opuestas (algo que ya he explicado en muchísimos foros), lo cual podía tener un pase en el vulgo analfabeto del Medievo, pero no en la actualidad, ¿a qué “judaísmo” se refiere? ¿Sionismo moderno, talmudismo post-diáspora, dicotomía deicida farisea-saducea o al verdadero judaísmo bíblico que culmina y finaliza en Cristo? Es que aún cuando acepto que hay una estrecha relación entre los 3 primeros, el últimos es no solo distinto sino enemigo del resto, que no son genuinamente hebreos sino un producto del exilio babilónico y el mestizaje edomita (Gn 27:40 ¿Herodes el Idumeo?). Todo esto, amén de muchas otras cosas las explico detalladamente en mis artículos de 1000 Razones para Creer: el que no lee es porque no le da la gana. Si ciertos sujetos rechazan el cristianismo no es por mi culpa sino porque su cristofobia patológica les hace ver influencias judías hasta debajo de las piedras (mientras idealizan el paganismo europeo... a pesar de ser ateos en realidad: ¡viva la coherencia!), y evidentemente yo no soy su psiquiatra para encargarme de tratar sus locuras particulares. Además, teniendo en cuenta la clase de escoria (a nivel personal me refiero) que suele ser estas gentes (traicioneras, sádicas y degeneradas) flaco favor le haría al cristianismo intentando convertirlos: me basta con neutralizarlos, por las buenas si se puede, y con los puños y las pistolas si intentan agredirme. En realidad pierden ellos, ya que son sus almas las que están en juego, no la mía: ¿por qué habría de perder el sueño porque una panda de demonios terrenales me odien y odien mis ideas? No me esperaba otra cosa viniendo de ellos. Yo no soy como Groucho Marx “estos son mis principios, y si no le gustan tengo otros”, lo siento si esperaba eso de mí: soy honrado.

Anónimo dijo...

Naturalmente que tengo ideas propias, es usted bastante impudente a la hora de calificar a los demás, el hecho de que yo coincida con la temática expuesta en el blog significa que el debate no ha de crear polémica sobre el tema ya que estoy de acuerdo y si estoy de acuerdo con la línea expresada por el autor es porque así lo creo y no tengo que ser un oponente, porque si coincido en las opiniones por lógica no soy un oponente, así pues, piense un poco antes de opinar, lo mío no es meter cizaña.
Referente al tema del cristianismo no sea usted tan reaccionario, el hecho de no comulgar con una religión en concreto(o con ninguna) no significa que haya fobia, eso lo dicen personas como usted, que fanatizan sobre sus propias creencias, como tampoco es lógico que usted califique con desprecio a los que usted considera paganos o ateos.
Esos calificativos de sádicos y degenerados están fuera de sitio, sea más respetuoso con los que no piensan como usted, su alma se lo agradecerá.

Aryan dijo...

Mire mejor la viga en su ojo, porque es ud quién se ha dirigido a mí tácitamente: si le molesta leer opiniones divergentes en un debate es su problema, no el mío ni el del autor del blog. Es ud muy libre de llamar a la crítica constructiva (entenderá que conozco mis propias intenciones y que ud no es telépata como para negarme esto, lo digo porque ya le veo venir), “crear polémica”, yo no he dicho que ud sea un oponente (concepto que por cierto difiere del de enemigo, aunque quizás ud no perciba esas sutilezas), sino que eso no tiene nada de malo, como sí lo tiene insinuar capciosamente que como no miento para adular me dedico a “meter cizaña”: léame bien y trate de entender lo que le digo antes de pretender dar lecciones a los demás.
Lea bien lo que he escrito: no me refiero a las creencias personales de una persona sino a esa caterva de obsesos anticristianos que se creen “superhombres” por haber leído a Nietzsche, esos sí que fanatizan, pero no sobre sus propias creencias (pues no tienen, están vacíos) sino contra las creencias de los demás, lo cual les hace intelectualmente dependientes por no decir patéticos. Le repito que lea bien: yo he calificado con desprecio a un tipo de paganos o ateos concretos que califican con desprecio a los cristianos lo cual lo he sufrido de primera mano en el pasado: jamás me he referido a todos los paganos o ateos per se, ¿entiende la diferencia, o tengo que deletreárselo? No pretendo ofenderle con la ironía pero da la impresión de que ud se hace el tonto a posta para criticarme.
No están fuera de sitio porque se dirigen a aquellos que los merecen según el punto anterior, no es una generalización como ud insinúa. ¿Y quién y qué es ud para darme consejos sobre mi alma? Por lo que sé ud es un anónimo que se dedica a criticarme sin revelar nada sobre sus propios pensamientos. Respeto a los que lo hacen conmigo, pero soy implacable en la autodefensa: yo no empiezo una agresión, pero si me declaran la guerra voy a borrar a mis enemigos de la faz de la tierra, aunque soy caballeroso con los que piden clemencia. No me critique tanto porque es precisamente por esa zarandaja de la proporcionalidad por la que los criminales campan a sus anchas por Occidente mientras se criminaliza a las víctimas, para las que la legítima defensa es papel mojado.

Anónimo dijo...

Para Aryan:

En ningún momento me molestan las opiniones divergentes, es usted el que se enfada cuando no se le da la razón, se exaspera enseguida, no es la por primera vez que lo observo, tampoco intento crear polémica y meter cizaña, eso sólo está en su mente, tampoco le critico, porque si fuera así yo también puedo interpretar que usted me critica por no darme la razón.
Por cierto, yo no me he declarado anticristiano en momento alguno, porque en realidad no lo soy, sólo he expuesto argumentos que otros esgrimen sobre el tema en cuestión, el cual es polémico por naturaleza.
Para acabar por mi parte dejo zanjado el debate ya que no nos pondremos de acuerdo.

Un saludo.

Aryan dijo...

Pues si tanto tiempo me lleva observando ya debería saber que tengo razones más que de sobra para ser receloso. Le he conminado durante todo el debate a que aclarase sus posturas y me ha ignorado, así que entenderá que sus acusaciones carecen de fundamento. De todas formas, difícilmente puede acusarme de nada un anónimo que aparece más de 15 días después solo para soltar un "y tú más", básicamente porque ya que me ha aclarado lo que no es, podría empezar por responderme a la pregunta que le llevo haciendo desde el principio sobre lo que sí es. Si es que tiene algo que responder, claro.
Ejem, si realmente tuviera interés en zanjarlo simplemente hubiera ignorado el tema y no vuelto justo cuando el blog vuelve a estar activo, como si buscara notoriedad (no digo que lo esté haciendo, pero es que lo que parece)... Y si hasta ahora no me aclara qué es lo que SÍ es ud, ¿cómo sabe si estamos en desacuerdo o es solo un malentendido?

Un saludo

pd: si no tiene nada que decirme salvo acusarme sin pruebas ni se moleste en responder otra vez lo mismo porque las cosas han quedado muy claras por mi parte para que el que quiera entender lo haga. Si va a hacer otro “y tú más” no espere que me digne a responderle.

Anónimo dijo...

Yo he aclarado en todo momento mis posturas y le he contestado, tampoco le he acusdado de algo, dígame de qué, por otro lado mi intención no es buscar notoriedad(Si he tardado un tanto en enviar otro mensaje ha sido por causas ajenas a mi voluntad, a usted alguna que otra vez también le habrá pasado), en qué se basa usted para realizar semejante afirmación. En todo caso es usted el que busca notoriedad abriendo polémicas en su último mensaje, mediante invenciones sin sentido, así demuestra usted su comportamiento.
No era mi intención contestarle, pero viendo su manera de desprestigiar al prójimo lo he creído necesario y así lo he hecho.
Envíe otro mensaje si quiere, escriba lo que crea necesario, no pienso leerlo ni contestarle, lo que había que demostrar ya se ha hecho.

Un saludo.