sábado, 26 de noviembre de 2011

EL REY DESNUDO Y LA SEÑORA DE LA LIMPIEZA


Como el título de la entrada puede inducir a error, aclararé enseguida que esta entrada no tiene nada que ver con Dominique Strauss Kahn y la señora de la limpieza del famoso hotel de Nueva York. Muy al contrario, trata de arte, tomando como punto de partida una de esas noticias que de vez en cuando nos alegran el día. Ha sido en Alemania.

El montón de tablas de la foto de abajo está –o estaba- en el museo Ostwald de Dortmund. Resulta que había unas manchitas blancas de cal en el suelo y la señora de la limpieza, cumpliendo con su cometido, las limpió, pensando que el armatoste estaba allí porque estaban “pintando o arreglando una gotera”…




No sospechaba la señora que las manchitas de cal en el suelo eran una parte esencial de esta “obra de arte” prestada por un colecionista y valorada en 800.000 (!) euros:


Es bastante entretenido leer el artículo porque tiene mucho humor, no sé si involuntario: se habla de “estudiados restos de yeso” cuya destrucción ha hecho que la obra sea “irrecuperable”…el portavoz del museo que dice no conocer “qué tipo de capacitación tiene el personal de la limpieza”…cómo se pueden decir estas cosas y mantener la seriedad es para mí un misterio, aunque bien pensado debemos considerar la horrible posibilidad de que lo diga en serio, que de verdad crea en lo que dice sin la menor sombra de ironía.

Que alguien sea capaz de pagar una fortuna por esto o valorarlo en 800.000 euros confirma esta inquietante hipótesis.

No sé si la señora de la limpieza sufrirá alguna consecuencia por esto, espero que no porque no se merece una bronca y ni siquiera una reprimenda. Muy al contrario habría que darle una medalla, y además pedirle que le diera una pasada a muchos museos de arte contemporáneo, para que hiciera una buena limpia y tirara a la basura unos cuantos cientos de bodrios. Bazofias que se consideran valiosas sólo por el el esnobismo de unas élites –por llamarlas de algún modo- decadentes y porque la auténtica cultura está prácticamente muerta. El bodrio de las tablas es el ejemplo perfecto de la estafa indecorosa que constituye una parte tan grande del arte contemporáneo.

No estoy capacitado para una discusión sobre lo que es arte y lo que no, pero no hay que ser una lumbrera para ver que hay algo muy podrido en todo esto, en este “arte” que merece plenamente ser considerado un fraude. No rechazo por principio el arte moderno ni creo que todo el arte deba ser figurativo, pero no voy a dejar que me tomen el pelo una pandilla de snobs y sinvergüenzas. Puede ser difícil decir dónde termina el arte y dónde empieza la estafa, puede que la frontera no está clara y sea difícil definirla, pero existe y debe existir. Como por ejemplo la diferencia entre la juventud y la madurez. ¿Quién sabría indicar una edad, un criterio preciso? Y sin embargo la diferencia existe, existen la juventud y la madurez como períodos en la vida y son netamente distintos. De la misma manera existen el arte verdadero y las payasadas indecorosas como ésta.

No será mi terreno pero unos pocos puntos los tengo claros. Por ejemplo que cuatro garabatos que podría hacer un niño de seis años –o de tres o de uno- sin tener la menor técnica no son arte, como no lo son cuatro tablas que pueden ser un andamio mal hecho, no lo es un amasijo de chatarra indistinguible de cualquier otro amasijo en un desguace, al cual le llama arte porque está en un museo o algún gilipollas ha pagado un dineral por tenerlo. No lo son tampoco cuatro cortes de cuchillo en un lienzo ni un puntito en una esquina de un lienzo gigantesco.

Incluso existe una obra que consiste en un zurullo auténtico dentro de una lata -cerrada- con el título “Mierda de Artista”. No se puede decir que el título engañe a la gente: totalmente autoexplicativo, califica perfectamente al “artista” y su obra. El dicho según el cual cada uno expresa lo que lleva dentro jamás fue más verdadero…

Uno puede decir que este tipo de cosas son arte y considerar ignorante al que piense de otra manera; pero en este caso evidentemente cualquier cosa es arte, también los garabatos de mi hija o los escupitajos por la calle. Es decir esta posición equivale a la muerte del arte, o mejor dicho al suicidio. Si todo es arte, nada lo es. Y desde luego ponerlo en un museo o darle un valor es, llegados a este punto, algo arbitrario y en definitiva una vulgar estafa. En efecto no se comprende porqué los escupitajos no son todos iguales, porqué hay escupitajos más iguales que otros que valen miles de euros y están en los museos.

Para quien se interese acerca de este tema aconsejo dos obras clásicas, del crítico vienés Hans Sedlmayr: “El Arte descentrado” (imposible de encontrar) y “La Revolución del Arte Moderno” (recientemente reeeditado en nuestro país) que son muy interesantes para quien vea las cosas de esta manera.

La historia de la señora de la limpieza, si lo pensamos bien, es el famoso cuento El Rey Desnudo de Andersen hecho realidad. Un cuento que no es sólo para niños porque es una historia que se repite en todos los tiempos y lugares.

Recordémoslo brevemente: el rey, engañado por dos vividores, piensa que tiene un hermoso vestido cuando en realidad está desnudo, y todas las personas alrededor del rey confirman que éste tiene un hermosísimo traje aun cuando lo ven en pelotas. ¿Por qué? Porque los dos estafadores han convencido al monarca, a sus ministros y consejeros, a todos, de que el vestido es invisible para las personas que no merecen ocupar su cargo, para los incompetentes y los necios. De manera que nadie quiere revelar a los demás que es un incompetente y todos dicen ver el vestido sin verlo, hacen comentarios sobre él y lo ensalzan.

Para revelar el fraude y que los demás vean la realidad es necesaria la presencia de una niña, inocente, que no se preocupa de pamplinas ni del qué dirán, la única que se atreve a gritar en voz alta que el rey está desnudo.

Críticos de arte, directores de museo, periodistas, expertos, las élites de una cultura degenerada y decadente, sin ya creatividad ni vigor, nadie quiere decir que el arte moderno es una porquería, nadie quiere ser tachado de ignorante e inculto…sólo la señora de la limpieza ha sido capaz de decir que el rey está desnudo.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy cierto, la verdad me he reído mucho con esta entrada. Sobre esto:

"No rechazo por principio el arte moderno ni creo que todo el arte deba ser figurativo, pero no voy a dejar que me tomen el pelo una pandilla de snobs y sinvergüenzas"

Decir que el arte abstracto VERDADERO, precisamente por su naturaleza, requiere de un dominio previo del arte figurativo tradicional. Al fin y al cabo, ¿como es posible que alguien incapaz de representar la Obra de Dios sea capaz de una creación nueva? Los buenos artistas abstractos (los poquísimos que hay) generalmente han dominado ya el arte figurativo, y usan el abstracto como una suerte de "siguiente escalón". Pero como dice el refrán "no se puede empezar la casa por el tejado".

Evidentemente lo de "Mierda de Artista" describe mejor al autor que el más preciso de los retratos, como un patán sin oficio ni beneficio metido a estafador. Y no te extrañara que si la lata llega a estar abierta todavía habría frikis que se pondrían a oler la mierda como si fuera una rosa.

Saludos,

Aryan

Nico dijo...

Además de destruir el verdadero arte, toda esta corriente de arte moderno persigue un fin bastante siniestro: el de llevar a la masa a opiniones conformistas, donde no se juzgan los hechos con un criterio propio sino que se está siempre pendiente de lo que opinan los demás para después recién dar una opinión "propia".

Con este asunto del arte moderno se conjugan el lavado de dinero (es de suponer), el lavado de cerebro masivo, la destrucción del verdadero arte, vandalismo y patoterismo intelectual y una terrible broma pesada a nuestra civilización.

Recomiendo el siguiente video, que pone de manifiesto de forma excelente la imbecilidad del rebaño snobista a la hora de juzgar algo con sus propios ojos:
http://www.youtube.com/watch?v=Pj4MVtoNWZc

Anónimo dijo...

Nico:

"el de llevar a la masa a opiniones conformistas, donde no se juzgan los hechos con un criterio propio sino que se está siempre pendiente de lo que opinan los demás para después recién dar una opinión "propia""

Totalmente de acuerdo, yo de hecho detesto esa basura de moda del estar pendientes de "lo que piense la gente" para apuntarse al borregueo, cuando la gente es un su mayoría basura mediocre y degenerada que no tiene capacidad para juzgar de forma adecuada (lo cual requiere un cierto sentido, librepensamiento e inteligencia). Yo por ejemplo soy fotofóbico (tengo ojos verde-grisáceos muy claros y sensibles), y por eso cuando hay sol suelo salir con un paragüas, para usarlo a modo de parasol, cosa que extraña a mucho paleto playero aficionado a los rayos uva y con olor a sobaco y a fritanga: pues bien, a mí lo que pueda pensar esta gentuza, simplemente me la trae al pairo, pues yo soy superior, y por supuesto no tengo por qué responder ante esa chorrada de "la gente", sino ante Dios Nuestro Señor.

Ya conocía ese vídeo, y es extremadamente revelador, por mucho que les joda a los snobistas progremierdas de turno: lo del comentario del paleto ese de "tensión sexual no resuelta", es sencillamente digno de un PAYASO de circo.

VIVA OCCIDENTE Y VIVA EL BUEN ARTE,

MUERTE A LA BASURA Y LA DECADENCIA

Aryan

Oso Solitario dijo...

No conocía el vídeo. No tiene desperdicio. ¡Qué bueno!

Una pregunta, o más bien una curiosidad mía para Aryan: ¿Sólo tus ojos son sensibles a la luz o también la piel? ¿No son suficientes unas gafas de sol?

Anónimo dijo...

También la piel, es que soy muy pálido, de hecho en no pocas ocasiones me preguntan si estoy enfermo o algo parecido... Además me sofoco fácilmente y no resisto bien el calor... en cambio el frío me agrada, me gusta el viento invernal, la nieve y el hielo, así como el cielo nubado "argénteo" y la lluvia de otoño. De hecho yo celebro la Navidad solo como el nacimiento de Cristo pero no como solsticio de "renacimiento del sol" y desde luego no celebro la "Noche de San Juan", para mí el peor día del año climáticamente hablando. En ese sentido celebro más bien el equinocio de otoño, al que llamo "la caída del Sol". Una nueva era glacial es lo que necesita Occidente, para que el poder purificador del hielo haga morir a los orcos y a los degenerados:

http://www.youtube.com/watch?v=LMhBuSBemRk

En cuanto a las gafas de sol... también me sirven pero el paragüas es más elegante tal como yo lo entiendo (yo es que soy artista, así que soy algo "excéntrico" en algunas cosas), además no me gusta ocultar mis ojos: tengo una mirada penetrante "gatuna" y veo estupendamente a la luz de la luna y las estrellas. Además también me sirve como garrote (tiene punta de acero) en el caso de tenerme que defender de algún delincuente (da igual que sea corpulento, un golpe en la mandíbula y cae redondo (hace retumbar el cerebro), y si viviéramos en un país libre donde se reconociera la legítima defensa le golpearía en el cuello, provocándole un daño en la tráquea y viéndolo agonizar como un perro mientras se asfixia a mis pies: una escoria menos para el mudno). Y cuando no hay sol y está cerrado, sirve como bastón, estilo caballero decimonónico (es negro y plateado, y yo siempre visto de negro u otros tonos oscuros, discretos, de forma austera pero elegante).

Saludos,

Aryan

Anónimo dijo...

Ofrecer una creación bella a los ojos de los demás no es fácil, requiere imaginación, oficio, sensibilidad, capacidad creativa... Dices, acertadamente, que no rechazas por principio el arte moderno. A veces no nos damos cuenta, que lo que hoy llamamos arte clásico, fue "moderno" en su momento y tuvo que luchar contra los prejuicios de su época. Pero, si obsevamos con detalle, entonces, siempre hubo un impulso de reproducir la armonia natural y la belleza (recordemos el arte renacentista y comprobaremos los diferentes matices al plasmar la figura humana, p.j. Rafael Sanzio, Botticelli, Leonardo, Miguel Ángel...)

En todos ellos habia diferencias en la temática, en la intención y en la composición, pero nunca olvidaron la identificación con la naturaleza noble del objeto creado.

Muy por el contrario, hoy,en la gran mayoría de las creaciones plásticas, se olvidan esos elementos, configurándose colores, trazos, dibujos, e integrando cualquier material sea cual sea su procedencia, en una barahunda indigerible.

Esa "libertad", siempre respetable en el artista, sería válida si poseyese un orden, un sentido coherente, una finalidad hacia lo bello. Desgraciadamente raras veces encontramos el menor vestigio de belleza en las galerias de arte actuales.

Hace unos meses leí un interesante ensayo: "Los mitos actuales al descubierto", de Javier Barraycoa, ed. "libroslibres" -desconozco si aún sigue en el mercado-, donde mencionaba, entre otras aberraciones, una exposición en New York dode el "artista" exhibia una colección de latas donde el contenido era su propia mierda.

Cuesta trabajo creer la degradación a la que se ha llegado por parte de esa banda de mercaderes y sátrapas de la cultura, marcando "pautas estéticas", y sobre todo, haciendo el gran negocio a costa de una sociedad cada vez más esquizofrenizada.

LEG

schopena dijo...

Muy bueno el articulo.
Aquí unas cuantas opiniones sobre el arte.
Es de destacar la de Picasso.

El arte abstracto es el resultado de los sin talento, vendido por los sin principios a los sin ideas claras. (Al Coop)

El Arte malo documenta el fracaso humano. (Tristan Revel)

Los artistas estamos en manos de especuladores que han degradado el arte. (Octavio Paz)

Soy sólo un entretenimiento público, que ha comprendido su tiempo y ha aprovechado lo mejor que ha podido la imbecilidad, la vanidad, la codicia de sus contemporáneos. (Picasso)

El Pop-art me parece una solución muy pobre y endeble. Viene a significar, dentro del ámbito de la creación artística, una mera afectación de lo más trivial, mostrenco y árido que la civilización industrial ha podido depararnos. (Santos Torroella, Crítico)

Saludos y felicidades por el Blog.

Mitrofán dijo...

En estos tiempos de crisis sería un gran ahorro cerrar todos los museos de "arte moderno", incluyendo el Reina Sofía. Dado que no hay pueblo de más de 5000 habitantes que no tenga uno, la economía sería notable. Además, convendría vender (a ser posible en subastas en el extranjero) casi todos los fondos que hay en ellos, antes de que el personal se de cuenta de que "el rey está desnudo". Con que consiguiéramos recuperar sólo lo que se pagó en su día por ellos, tendríamos un pastón. Hay que espabilar, porque dentro de poco nadie los querrá ni regalados.

Esto me recuerda un artículo de Agustín García Calvo sobre el "arte moderno". En él decía: Si usted mira (la obra) y le parece una mierda pinchá en un palo, no lo dude: ES una mierda pinchá en un palo.

Mitrofán

Filisteo

Anónimo dijo...

El hombre critico, con capacidad de análisis, lúcido, bien informado, creativo, mentalmente sano, ha dejado de ser un ejemplo a seguir. Ciertamente, al "sistema" socio-político que nos ha tocado vivir no le interesa para nada ese "especimen". Constituye un peligro para sus intereses de igualitarismo a la baja, abrumadoramente dominante, sería una limitación para sus fines, una limitación para su deplorable "orden de valores".

Pese a los adelantos tecnológicos y al avance cientifico conseguido, un hombre dotado de lucidez, consciente de la realidad en que se encuentra inmerso, no deja de ser un peligro para los "dueños del poder". Para nada interesa, en nada les beneficia, solo es un lastre, un incordio y se deben poner todos los medios posibles para marginarle.

Varios son los aspectos que aquí se han expuesto sobre los diferentes conceptos de inteligencia: el sistema educativo, las capacidades intelectivas de cada sexo, etc. Seria deseable (desde una perspectiva muy personal) que Oso volviese a tratar más a fondo cada uno de estos puntos para hacer un debate que clarificase, aún más, un tema tan crucial como el que tan acertadamente a apuntado.

Saludos. LEG

Oso Solitario dijo...

Hola LEG

Me alegro de verte por aquí.
Tu comentario se refiere a la entrada posterior pero respondo aquí.
En efecto el sistema actual no quiere hombres libres y su ideal educativo es "estrangularlos en la cuna" por así decir.

Sí que me gustaría tratar estos temas y con mayor extensión. También me gustaría hacer algo con más cuerpo que unos breves comentarios en el blog, pero mi tiempo es muy limitado y ya me cuesta trabajo mantener la regularidad en las entradas. Pero me lo apunto y seguramente son temas que trataré.

CRISTINA dijo...

APALUSOS MIL PARA LA SEÑORA CON MAYÚSCULAS !!!!!!!!!!!!!!
AL DIABLO CON ESTOS "CHANTAS PUFIS",VAGOS,MERCACHIFLES,VIVIDORESMENTIROSOS,!!!!!!!