martes, 21 de diciembre de 2010

RISAS DE GÉNERO

Bueno, para hoy un breve comentario sobre un demencial artículo que nos "explica" (es un decir) los resultados de ciertas investigaciones sobre los procesos cerebrales involucrados en la risa y el sentido del humor. Este hito de la ciencia occidental es mérito del Doctor Wiseman y su "Laboratorio de la Risa" (manda huevos) en Inglaterra.


Evidentemente se trata de un artículo de propaganda feminista, como el título del artículo muestra claramente; no pueden ni siquiera dejarnos reír en paz a hombres y mujeres sin meter por medio el tema del género...deben intentar colar por todas partes el mensaje de que las mujeres son mejores en todo, aunque deban meterlo con calzador.

Como comenté en una entrada reciente, en ocasión de la celebración oficial del Día del Odio Antimasculino, nos propinan con una cierta frecuencia estos estudios que curiosamente van siempre en la misma dirección, aprovechando una generalizada falta de capacidad crítica y el prestigio de que goza la ciencia. Estos estudios suelen ser o  directamente ciencia basura o bien investigaciones auténticas que son tergiversadas por una divulgación tendenciosa. Como en este caso, si bien la manipulación es tan torpe que resulta involuntariamente humorística.

Vayamos por partes. En el artículo se incluye un enlace a un vídeo divulgativo, en sí interesante, de la Universidad de Navarra, que habla de los procesos que se ponen en marcha en el cerebro cuando algo nos hace gracia y nos reímos. Sin embargo en el vídeo no se habla en ningún momento de las diferencias en el sentido del humor entre hombres y mujeres, y esto ya nos debe poner la mosca tras la oreja,  hacer que nos preguntemos qué dice el estudio en realidad. Pero prosigamos: lo que se nos intenta vender como resultado científico es que puesto que las mujeres activan más áreas cerebrales cuando ríen son más complejas que los hombres y por tanto -se da a entender- son superiores. 

Sobran los comentarios ante semejante confusión de ideas y nulo rigor, pero vale la pena entrar en detalles para tocar con mano el ínfimo nivel de los escribas de la corrección política.

"Para la población masculina, lo ilógico basta para despertar el sentido del humor, mientras que las mujeres requieren que esas situaciones absurdas sean graciosas y provoquen la emoción de lo divertido."

Y yo que creía, ingenuamente, que cuando algo me producía risa es porque me parecía gracioso y porque me provocaba la emoción de lo divertido...¿Seré mujer sin saberlo?...o quizá no  porque, pensándolo bien, este artículo es absurdo y la verdad es que no tiene ni puta gracia, pero he pasado un buen rato riéndome de las estupideces que contiene...

Según una experta, que compara el humor con un mapa de metro (!) en una de las metáforas más sugestivas desde La Caverna de Platón:



"Aunque los puntos de partida y llegada coincidan, las mujeres emplean más estaciones e implican mayor recorrido"

Imagino que es un chiste pretender que esto demuestre la superioridad de la mujer: en mi tierra quien para ir de un punto a otro emplea más estaciones de metro de las necesarias y realiza un recorrido mayor es un inepto y un atontado. La periodista debe ser mujer como la experta, puesto que no le basta el absurdo palpable de lo que escribe para percibir el lado humorístico...evidentemente el absurdo no es suficiente para provocarle la emoción de lo divertido.

De hecho sería bastante fácil darle la vuelta a la tortilla empezando por el título del artículo:

"Ellas consiguen complicarlo todo, hasta para reírse..."

"Para la población masculina, lo divertido basta para despertar el sentido del humor, mientras que a las mujeres son incapaces de disfrutar del humorismo si no es de manera retorcida y neurótica..." 


Algo que se puede sacar en limpio y probablemente un resultado científico válido es que hombres y mujeres somos diferentes hasta para reírnos y disfrutar del humor. Desde luego no hace falta un "Laboratorio de la Risa" para descubrir esto pues es experiencia común de todos. Sin embargo es un hecho más que corrobora la infinita falsedad de cualquier discurso que pretenda que hombres y mujeres somos iguales y la única diferencia está en los genitales. Existe una palabra adecuada para calificar la impostura igualitaria, la "ciencia" feminista y las manipulaciones del estilo del artículo comentado:

Risibles.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El sometimiento de los medios politico-informativos a todo lo que huela a feminismo alcanza los mayores valores de su história. No me extrañaría que se hiciesen esudios sociológicos sobre que sexo se rasca más el sobaco, o utiliza mejor el papel higiénico en el retrete. Realmente grotesco...y patético.

Oso Solitario dijo...

Efectivamente.

Por ejemplo en tu hipotético estudio sobre el uso del papel higiénico si saliera que ellas usan más es porque son más limpias, si usan menos es que los hombres derrochan y no son eficientes.

Este es el periodismo que tenemos.

Aristocrata dijo...

para mi manipulan la noticia que en realidad demuestra una inferioridad de la mujer porque como tu bien dices el tonto es aquel que coje mas paradas de metro que las que necesita ...

Atridas dijo...

Pues precisamente estos dias tenia una charla sobre el axioma de ese tipo por excelencia, el totémico, cansino y revistero mito de "La sexualidad femenina es infinitamente mas compleja que la masculina", "Dar placer a una mujer es un proceso mucho mas complejo que darselo a un hombre"

Bién, este tema mereceria un buen desarrollo, pero sostengo que ni ellas tanto ni nosotros tan poco.
¿Qué hombre no se ha aburrido alguna vez manteniendo una relacion sexual ante la falta de participacion y calidez de su pareja, o quiza debido a cansancio mental o fisico previo?. Cuando uno pierde el ritmo y las ganas siempre se nos achaca a nosotros la culpa "impotencia", como si mantener un organo erogeno lleno de sangre en ritmico movimiento fuera una cuestion tan sencilla.
Otro mito feminista que hay que destruir.

Anónimo dijo...

Uno de los objetivos básicos del feminismo es, menoscabar, bajo todos los ángulos posibles, la sexualidad masculina. Para eso, nada mejor que convertir a la mujer en la víctima secular de la brutalidad y la incompetencia del hombre.

El varón actual, debe someterse a las apetencias, hábitos, caprichos, veleidades, cambios de humor,etc, que la mujer le dicte en todo momento, siguiendo el lema de: "¡Satisfecha ella, satisfechos los dos!"

El rol de sexualidad cásico -sostenido por la sabia tradición secular- donde predomina un vínculo de unión física y espiritual lleno de plenitud enriquecedora entre hombre y mujer, está siendo miserablemente saboteado por la horda femino-lesbiana y sus castrados y degradados sicarios.

Y cada día hay más eunucos mentales que se autodefinen como "hombres" y pasan por esas bochornosas horcas caudinas.